Cesárea innecesaria implica riesgos

50 por ciento de los embarazos concluyen de esta forma
50 por ciento de los embarazos concluyen de esta forma

La cesárea se convirtió en una práctica frecuente entre las mujeres a fin de evitar la labor de parto y los esfuerzos que ésta implica, y ocurre con mayor frecuencia en hospitales privados que en públicos.
La cesárea es un procedimiento quirúrgico necesario para extraer el producto en situaciones especiales, que durante 2015, dentro de los hospitales pertenecientes a la Secretaría de Salud de Hidalgo, implicó un tercio de los nacimientos, que en cifras representó alrededor de 5 mil de las 15 mil gestaciones en ese periodo.
Al respecto, el coordinador del Programa de salud materna para el segundo nivel de atención Ivanov Sánchez Galicia expuso que en cada cesárea existen diagnósticos, que a nivel mundial y de acuerdo con la evidencia científica, dicen que están justificadas.
Sin embargo, existe la opción de las madres de emplearla pese a no requerirla.
“La paciente llega muchas veces y sobretodo en el medio privado, esto hay que dejarlo muy claro, pues solicitar la cesárea ya se está convirtiendo en algo cultural, en donde la mujer ya decide lo que quiere, cuando muchas veces no está indicado y no es lo mejor.”
Expuso que por medio de los servicios de salud emplean evaluaciones de manera trimestral y, de acuerdo con los indicadores de cesárea, la mayoría de diagnósticos que emplean son justificados.
Mencionó que en los nosocomios de la SSH las mujeres solicitan esa práctica, sin embargo no la indican y no la realizan, pues conlleva complicaciones quirúrgicas y de anestesia, por lo que ningún médico dentro de la SSH arriesga a una paciente en ese sentido.
Las complicaciones pueden repercutir en la madre o el producto, pero este último es quien puede resultar más afectado.
Una cesárea innecesaria puede producir dificultad para respirar al bebé, mientras que la madre puede tener atonía uterina o un accidente quirúrgico.
Mientras que dentro de las cuestiones que implica este proceso están la desproporción cefalopélvica, presentaciones anómalas, la preeclampsia, inserción anómala de la placenta, que es cuando obstruye en canal vaginal por donde debe de salir el producto o cuando el bebé sufre por las labores de parto, entre otras.
A nivel mundial las cesáreas incrementaron principalmente en el medio privado, comentó el médico, a fin de evitar la labor de parto y los esfuerzos que esto implica, o para programar en una fecha especial el nacimiento del producto.
El 18 de marzo el secretario de Salud federal José Narro Robles expuso que la dependencia emplearía un esfuerzo para reducir las cesáreas, toda vez que tanto en las instituciones médicas públicas y privadas se abusa de esta práctica, pues se estima que más de 50 por ciento de los embarazos concluyen de esta forma.
El entrevistado indicó que “tenemos lugares donde incluso es arriba de 50 por ciento y la mayoría de los embarazos se resuelve por ese mecanismo que tiene indicaciones, pero que de conformidad con las cifras internacionales y las recomendadas por la OMS, estamos alejándonos cada vez más de ese nivel.”