Salva IMSS a neonato gemelar con infección

PAG13-IMSS-ESPECIAL

La muerte del neonato es el peor panorama para pediatras a la hora de atender a bebés prematuros, indicó la especialista del hospital general de zona (HGZ) dos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Hidalgo, Silvia Chong Porras, quien ayudó a la recuperación de un producto gemelar que se vio aquejado por una fuerte infección.
Los bebés prematuros tienen un riesgo más alto de padecer infecciones que ponen en riesgo su salud y vida, en especial si se trata de embarazos gemelares, los cuales suelen ir acompañados de diversas complicaciones que afectan a uno o ambos productos y a la madre.
Uno de los casos se observó en uno de dos varones que nacieron en ese hospital ubicado en Tulancingo, a las 35 semanas de gestación, quien por su bajo peso y prematurez obtuvo una infección en las vías respiratorias, lo que requirió un manejo aún mayor para evitar complicaciones severas.
La atención oportuna del personal de pediatría logró que se diagnosticara a tiempo un cuadro de neumonía, que con el tratamiento adecuado fue posible sanar. Los cuidados médicos continuaron para garantizar el crecimiento y desarrollo del menor, quien tras un par de días fue dado de alta.
La pediatra Silvia Chong comentó que las dificultades respiratorias en el neonato derivado de la prematurez ocupan las primeras causas de ingreso en el HGZ dos, pues se presenta en 80 por ciento de los casos y recomendó la realización de un control prenatal regular y oportuno para contrarrestarlo.
La implementación de la política de la lactancia materna en el instituto, también contribuye en la disminución de complicaciones en los recién nacidos, pues en los casos que se atendieron con el reforzamiento de esa práctica, los menores ganaron peso con mayor rapidez y se disminuyó en ellos el riesgo de infecciones.
Insistió en que el peor panorama para los neonatos es la muerte, de ahí el llamado que hizo a las embarazadas para que inicien de inmediato sus revisiones médicas, en especial cuando se trata de embarazos gemelares, en las cuales puede detectarse con oportunidad cualquier posible complicación y así evitar que suceda.