Sin documentación, Minas usadas como basurero

Los espacios no recibirían sanción
Los espacios no recibirían sanción

No es posible sancionar el uso como basureros de las minas ubicadas en la zona de La Cañada, debido a que no se encuentran registros de propietarios en el Sistema Municipal de Catastro, reveló Jaqueline Guerrero Rodríguez, directora municipal de Medio Ambiente.
Aclaró que no hay litigio, sino carencia de documentos que avalen tanto la propiedad como el uso del espacio para ser explotado como minas de arena, lo que ocurrió por espacio de poco más de 20 años.
Se realizó la consulta con la funcionaria luego del incendio de más de 700 llantas que se encontraban al fondo de una de las minas usada como basurero clandestino.
El incendio, además de poner en riesgo la seguridad de comerciantes, estudiantes de cercanos planteles educativos y vecinos en general, provocó una fuerte humareda, así como contaminación del aire, manteniéndose vigente por varias horas, en un radio de tres kilómetros aproximadamente.
Solo una gran mina está considerada en la zona, dividida en 10 predios, sin que hasta el momento se ubique título de propiedad o concesión de explotación del material pétreo. Se realizó un rastreo en el departamento municipal de Catastro, pero sin encontrar a propietario alguno.
El fin de semana se ubicó a dos responsables de predios, a uno de ellos intentó entregar previamente notificación para realizar limpieza de la mina, respondiendo hasta ahora, mientras que el otro responsable aceptó de inmediato realizar dicha limpieza.
Guerrero Rodríguez recordó que en el municipio se tienen ubicadas 10 minas, dos de ellas en proceso de regularización, dos clausuradas definitivamente y las demás operando de forma intermitente.
Solo las minas ubicadas en La Cañada están identificadas como basureros clandestinos, pero sin documentación que avale a propietario alguno. La funcionaria dijo desconocer cómo se permitió la explotación de las minas sin contar con documentos de propiedad, refiriendo que quizá los dueños, algunos de los cuales ya ni siquiera viven en el municipio, operaron con reglas mucho más flexibles que las actuales.
En lo inmediato, ya se realiza retiro de basura, sobre todo de llantas, las cuales incluso se podrían vender a empresas especializadas en su reciclaje.