No hubo circulación de autobuses, camiones, aviones y barcos por el paro general convocado por la Confederación General del Trabajo

Buenos Aires.- El quinto paro general en casi cuatro años de gobierno del presidente argentino Mauricio Macri es el mayor de los registrados, por lo que paralizó al país, mientras el mandatario como respuesta visitó la sede de las Fuerzas Armadas.

Con su visita a la entidad castrense, Macri envió dos mensajes amenazantes al defender la injerencia de los militares en el conflicto interno y llevar a ese recinto al fiscal Carlos Stornelli, quien desafió todas las normas judiciales y constitucionales al estar en rebeldía y desobedecer las citaciones a comparecer en una causa donde aparece involucrado en una red de extorsión, espionaje ilegal y armado de causas falsas usando el poder, la justicia y los medios de información en la persecución de políticos opositores.

Los mensajes presidenciales aseguran la impunidad para fiscales y jueces cercanos al gobierno, a funcionarios que también están involucrados en documentos y testimonios de esa red y la posibilidad de que regrese la historia a los tiempos en que mediante golpes militares tomaron el control de la seguridad interior, en el marco de la Doctrina de Seguridad nacional de Estados Unidos en tiempos de la Guerra Fría, implantando el terrorismo de Estado que dejó miles de víctimas.

En tanto, no hubo circulación de autobuses, camiones, aviones y barcos en un paro general convocado por la Confederación General del Trabajo (CGT) y las dos centrales de trabajadores argentinos y de corrientes sindicales como la federal, que surgieron en los últimos años, además de los movimientos sociales que apoyaron también la medida de fuerza.

Precisamente los sectores más radicalizados instalaron ollas populares en todo el país, adonde concurrieron miles de familias que viven en las calles o que comen una vez al día en comedores populares que registran el más alto número dada las cifras de pobreza e indigencia que alcanza a 40 por ciento de la población.

También en los últimos días registraron nuevos casos de cierre de grandes y pequeñas fábricas con la consecuencia de aumento del desempleo masivo que también denuncian los dirigentes del paro general.

  • Es la quinta vez que ocurre en casi cuatro años de gobierno del mandatario argentino Mauricio Macri

Comentarios