México,Argentina

El duelo amistoso fue disputado en el estadio Alamodome

RICARDO BLANCAS ÁVALOS / NOTIMEX
San Antonio.- La selección de futbol de Argentina se encargó de quitar el invicto y de exhibir a México bajo el mando de Gerardo Martino, al golearlo 4-0 en duelo amistoso disputado en el estadio Alamodome.

Los goles de la diferencia fueron obra de Lautaro Martínez a los minutos 16, 22 y 38, así como de Leandro Paredes por la vía del penal al 33.

El Tata Martino afirmó el lunes que los planteles de México y Argentina para ese duelo tenían un nivel similar, sin embargo, sobre la cancha se vio una realidad completamente diferente, sobre todo de mediocampo hacia atrás donde cometieron errores infantiles que rivales de esa jerarquía no perdonan.

Más allá de que los de la Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Futbol (Concacaf) buscaron llevar el juego desde el inicio, inclusive el silbante no señaló una clara mano dentro del área de Rodrigo de Paul, a la albiceleste le fue suficiente aprovechar una falla para terminar con el cero y a partir de ahí controlar por completo al rival.

Un balón mal entregado en mediocampo permitió a Lautaro Martínez enfilar al área para quitarse a un rival y ante la pasividad de dos centrales se abrió el espacio y sacó un disparo pegado al poste izquierdo al minuto 16.

Seis minutos después, los sudamericanos aumentaron la ventaja en un balón filtrado de Exequiel Palacios para Lautaro que cruzó ante la salida de Ochoa.

Sin capacidad de respuesta por parte del Tri llegó la tercera anotación luego de una mano dentro del área de Carlos Salcedo, que fue decretada como penal y que Leandro Paredes ejecutó con potencia; aunque Ochoa alcanzó a tocar, no pudo evitar su camino al fondo de las redes al minuto 33.

Y antes del descanso Lautaro logró su tercer tanto en un nuevo error de la zaga, ahora de Araujo, quien en vez de despejar un balón quiso hacer un túnel fallido y el rebote le quedó al jugador del Inter de Milán que definió por abajo al minuto 38.

Conscientes de que ese resultado no corría ningún peligro, los dirigidos por Lionel Scaloni quitaron el “pie del acelerador” en el complemento, además de que realizaron movimientos en su alineación.

En tanto, el cuadro mexicano, sin reacción mental y futbolística, tampoco hizo mucho por tratar de hacer más decoroso ese resultado, de hecho los cambios de Martino fueron en mediocampo.

Comentarios