Arma aduanas red de “transas”

667
transas

Ciudad de México.- El SAT destituyó a su administrador central de apoyo jurídico de aduanas Marcoflavio Rigada Soto, al descubrir que forma parte de una red de “transas”.
El funcionario suspendido había sido denunciado por apoyar de manera ilegal a empresas importadoras de autos “chocolate”, recibir sobornos por el tráfico ilegal de mercancías y la venta de patentes para agentes aduanales.

Desde 2014, Rigada Soto había sido señalado de ser parte de una red de tráfico de influencias en la que se involucró a jefes de aduanas del SAT, agentes aduanales, jueces y legisladores priistas.

Entre los políticos implicados en esa fecha se encontraban el legislador priista por Edomex, Héctor Pedroza Jiménez; el diputado y exlíder del PRI en Mexicali, Enrique Acosta Fregoso; el expriista Elí Topete Robles, actual militante de Movimiento Ciudadano en Mexicali; Hiram Rojas Hernández, exdirector de enlace legislativo de la comisión especial de aduanas de la Cámara de Diputados.

Ricardo Treviño Chapa, administrador general de aduanas, ordenó una investigación y Rigada fue destituido el miércoles de la semana pasada.

Según las indagatorias, el exfuncionario recibió hasta 3 millones de dólares de agentes aduanales y empresas importadoras, para facilitar la importación de vehículos a México.

Fuentes cercanas al caso aseguran que Marcoflavio Rigada cobró altas cantidades con el argumento de que debía entregar dinero al titular de aduanas, pero Ricardo Treviño lo descubrió y ordenó su cese.

 

Comentarios