Todo un personaje que le tocó, en suerte, cambiar la historia del rock en México y que el reconocimiento que ha tenido solo le ha sido conferido por unos cuantos.

Armando Franco Molina Solís nació en la Ciudad de México, antes Distrito Federal, el 13 de noviembre de 1946; fue hijo único. En 1974 se casó en Hermosillo, Sonora. Tiene dos hijos y cuatro nietos. Sus estudios fueron en la capital del país, concluyendo en 1970 con la licenciatura en comunicación, en la Universidad Iberoamericana; después estudio las especialidades en periodismo y publicidad, su servicio social lo efectuó en las series televisivas “Viernes” (musical), “El bazar”, así como las transmisiones infantiles “Sofiando” y “Mi mundo de cabeza”.

En 1972 fue productor y conductor de programas para la SEP. En 1977 participó como director de programas en el canal 12 de Hermosillo, Sonora. De 1977 a 1980 se desempeñó en la coordinación de producción en Imevision, hoy Televisión Azteca, y de 1980 a 1986 intervino en las producciones para canal 13 (“Cotorreando la noticia”).

Ediciones y postproducciones

Más de mil 500 programas editados en el periodo de 1978 a 1986, participó en el diseño de la campaña de imagen en pantalla del canal 22 (Conaculta).

En cine produjo y dirigió dos largometraje en 1989 en la ciudad de Los Ángeles, California; Video Homes. En radio, de 1993 a 1994 llevaba la conducción y producción del programa en vivo “Humo en el agua”, en el 105.

7 FM del Instituto Mexicano de la Radio (Imer). En prensa, en 1965 fue director de la revista México canta; en 1968 inició como colaborador en la revista Pop, pero en 1973 fue director, jefe de redacción, corrector de estilo.

Además, realizó colaboraciones y artículos escritos para otras revistas (Conecte y Dimensión). En teatro participó en la coordinación general y montaje de escenografías en Los Ángeles, California Eventos trascendentales; coordinador general del histórico festival Rock y Ruedas, realizado en Avándaro (Valle de Bravo) el 11 de septiembre de 1971, que empezó como una noche mexicana y concluyó siendo el más grande festival que cambió la historia del rock en México.

También fue director de producción del evento internacional Friendship Festival (Festival de la Amistad) celebrado el 25 de enero de 1986 en el puerto de Acapulco, Guerrero, con la participación de artistas de la talla de Latoya Jackson, Quiet Riot y King Kobra, entre otros. En su faceta como empresario, contrató importantes grupos extranjeros para presentarlos en nuestro país: Canned Heat, Testament, Big Brother and the Holding Company, Wild Child (Grupo tributo a The Doors), y coordinó los eventos en el Hotel de México, con el grupo Police, que ahora es el estadio INDE, Deep Purple y Black Oak Arkansas. En los estudios de Imevisión Blood, Sweat and Tears.

Representante artístico

Fue mánager y diseñador de imagen de importantes grupos musicales, como Peace and Love y El Ritual, de Tijuana, Baja California (a estos últimos los maquilló tomando como ejemplo al cantante inglés Arthur Brown). Macho, de Monterrey, Nuevo León; Polvo, de Nuevo Laredo; Bandido, del norte de la República; Epilogo y Three Souls in my Mind, de la Ciudad de México.

De igual manera, incursionó en el mundo de la música; desde los siete años estudió piano y a los ocho daba conciertos en la sala Chopin. Continuó en la música de forma empírica. En 1961 compró su primera guitarra, la cual llevó con Lalo Toral (músico) para que se la afinara, quien por su vestimenta y actuar lo había deslumbrado y quería imitarlo.

En 1969 grabó el primer disco de rock original en español en México. Fue el primero en usar atuendos estrafalarios en su vestimenta dentro del escenario.

Ya con aproximadamente 49 años de experiencia, toca el bajo, teclados, guitarra, armónica y colabora en las vocales. Ha participado con los grupos musicales de Los Shakes, Los Twist Nicks, Los Monjes, Los Camaro, Mexico 13, Helena y Mimo Buchiarelli (grupo italiano), San Francisco Show, Rey Dragón, Javier y la Baby Bátiz, Los Hitters, Roberto Jordán, Los Camisas Negras, Los Jokers y Los Locos del Ritmo.

Su grupo de toda la vida ha sido La Máquina del Sonido, con los que grabó varios long plays y se reúne ocasionalmente para efectuar algunas presentaciones.

Hasta la próxima. Recuerden, es solo rock and roll, pero nos gusta.

Armando Molina

Comentarios