Arrecian inundaciones con Paso Exprés

125
expres

CÉSAR MARTÍNEZ /
AGENCIA REFORMA
Cuernavaca

Mientras la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y el consorcio constructor del Paso Exprés intercambian culpas, vecinos de la barranca Santo Cristo temen por las inundaciones.
Y es que seis familias de la colonia Chipitlán, del lado del Paso Exprés que va hacia Acapulco, han padecido al menos ocho inundaciones desde el primero de abril, cuando el libramiento fue inaugurado por el titular de la SCT, Gerardo Ruiz Esparza.
Una de ellas ocurrió el 12 de julio, cuando se abrió el socavón que causó la muerte de dos personas que cayeron con todo y su auto en el agujero. Ese día se vino abajo parte de la barda de la casa de José Luis Vejar, ubicada en el número 34 del Andador Mitre.
Una más ocurrió la madrugada del sábado pasado, pero la más grave de todas ha sido la del domingo por la noche, cuando el nivel del agua cubrió por completo un aro de basquetbol en el patio de Vejar y tumbó la barda de su vecino.
En la zona actualmente se encuentran trabajando cuatro bombas de agua, para evitar las inundaciones, sin embargo, según Vejar, la noche del domingo solo funcionaba una, a pesar de que le pidieron más al delegado de la SCT.
Hasta la tarde de ayer, los vecinos no habían sido informados si en efecto el túnel que pasa por debajo del Paso Exprés, para permitir el flujo del agua en la barranca Santo Cristo, ya había quedado liberado.

Comentarios