Arrestan a Navalny al salir de prisión en Rusia

162
Arrestan a Navalny,prisión en Rusia

Moscú.- El líder de la oposición al Kremlin Aleksei Navalny, en lo que podría tomarse como una broma de mal gusto y en realidad es mucho más grave por lo absurdo de la acusación en su contra, recibió la noche de ayer una nueva condena a 20 días de arresto administrativo.

La Policía detuvo a Navalny, a las 5 horas de ayer, apenas puso un pie fuera del centro penitenciario, donde estuvo recluido 30 días por haber convocado a una manifestación no autorizada en enero anterior.

Se imputa a Navalny, en esta ocasión, una infracción de la ley que al parecer nunca antes se había aplicado contra nadie, acaso por lo difícil que es probar el supuesto delito:

“incumplimiento del orden para llevar a cabo un mitin que afectó la salud de una persona o causó daños materiales, aun si estas acciones (o falta de las mismas) no son en sí motivo de persecución penal”.

Según la juez Yelena Armashina, el mitin permitido el 9 de septiembre anterior se convirtió, a instancias de Navalny, en una marcha no autorizada y sus seguidores “cometieron varios ilícitos como alterar el tráfico, agredir a dos policías y rayar una patrulla policial”, establece su sentencia.

Por ello, Navalny es “responsable” de esa protesta contra el aumento de la edad de jubilación, aunque la convocaron oficialmente dos colaboradores suyos, cuando él ya se encontraba en la cárcel sin posibilidad de comunicarse con el exterior.

Esa inusual condena –desde el año pasado Navalny ha sido encarcelado seis veces por motivos similares– parece un claro mensaje al mayor adversario del Kremlin: debe seguir los pasos de otras figuras de la oposición que tiraron la toalla y optaron por emigrar o seguirá sufriendo las consecuencias por su obstinación.

Entretanto, el partido oficialista Rusia Unida perdió el domingo anterior la segunda vuelta en las cuatro elecciones para elegir gobernador de una entidad federal que estaban pendientes, lo cual confirma el malestar de la población hacia las drásticas medidas –aumento de la edad de jubilación y subida de impuestos, sin reducir el gasto militar ni los privilegios de los funcionarios gubernamentales– que instrumenta el Kremlin para paliar las adversas condiciones económicas.

Comentarios