La jornada nacional de sana distancia se prolongará hasta el 30 de mayo, ratificó Hugo López Gatell, subsecretario de prevención y promoción de la salud, al declarar a principios de esta semana que se ha entrado en la fase tres, en la que se estima que el coronavirus (Covid-19) llegará a su máxima extensión.

Habrá excepción en los municipios que no registren contagios, algo más de 950, a partir del 17 de mayo, en los cuales se podrá regresar a clases y reanudar actividades habituales.

El funcionario de salud avizoró asimismo que el fin de la pandemia podría inscribirse el 25 de junio.

Como en otras intervenciones, hizo hincapié que en era indispensable acatar el llamado de la campaña “Quédate en casa”, la forma más segura de que no se extiendan los contagios y el número de víctimas mortales.

Lo anterior se produjo en un país que se mece ante presagios de caída económica, tanto por el desplome en ventas de petróleo, luego que la mezcla mexicana de exportación se ubicó en menos 2.

37 dólares por barril, la más baja que se recuerde, como fuertes pérdidas en empresas de todo tipo, algunas que han tenido que suprimir a personal ante la incapacidad financiera de sostenerse.

Posteriormente, hubo una recuperación hasta llegar a siete dólares, aunque todavía muy lejos de los 49 considerados en el presupuesto federal de este año.

A eso se suman las consideraciones de empresarios, quienes piden el apoyo de la federación y que al no recibirlo lo denuncian persistentemente, augurando la llegada de más pesares financieros.

Aunque no todos son infortunios, ya que el Banco de México anunció que inyectaría 750 mil millones de pesos en respaldo a instituciones de banca múltiple y desarrollo y a pequeñas y medianas empresas.

Se interpreta como un favorable tanque de oxígeno.

Y en la pandemia se cruzan acusaciones, como en el más acabado encuentro de una nada fina esgrima, a la búsqueda, ya cotidiana, de señalar culpables.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha quedado en medio de esa gresca aún verbal, en lo que según expertos le ha costado credibilidad.

A su anuncio de que entre mayo y diciembre de este año se generarían 2 millones de empleos, que ratificó en su conferencia “mañanera” apenas el miércoles, surgieron voces descalificando de antemano el augurio, tras ponerse en la balanza que hasta hoy, en un balance objetivo, más de 350 mil fuentes de trabajo ya se han cancelado.

Y surgió por ahí la ratificación de Manuel Bartlett, director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), comprometiéndose a contribuir a lo manifestado por el presidente a crear en el organismo que preside un millón de nuevas fuentes laborales, lo que ciertamente pareció, y así todavía se contempla, muy temerario.

Otro ingrediente de incredulidad lo sumó Javier Bonilla Valdez, originario de Tijuana, actual gobernador de Baja California, otrora exdiputado federal, exsenador y aún sin definirse si su mandato será de dos o cinco años cobijado por el Movimiento Regeneración Nacional (Morena), quien afirmó que se manejaban diferentes números de los que su administración enviaba a la dependencia de salud federal.

¿Golpe premeditado a una institución parte del engranaje de Morena? Y después, el comentario del conductor de TV Azteca Javier Alatorre donde instó a que no debía hacerse caso a López-Gatell sobre el tema de coronavirus.

TV Azteca y su propietario, Ricardo Salinas Pliego, se han mostrado muy identificados con AMLO.

Difícil de entender esa actitud.

López Obrador fue benevolente al declarar: “Creo que se equivocó mi amigo Javier Alatorre (cuando) llamó a no hacerle caso al doctor Hugo López Gatell. Creo que fue una actitud no bien pensada, porque Javier es una persona buena. Cometió un error, como cometemos errores todos, además de que hizo uso de su libertad”.

En corolario, la Secretaría de Gobernación (Segob) apercibió a TV Azteca a expresar públicamente que respeta las medidas sanitarias contenidas en la declaratoria de emergencia sanitaria originada por la epidemia del coronavirus (Covid-19).

En Twitter, Alatorre contestó pero sin referirse claramente a lo que expresó, y, eso sí, reconociendo al presidente López Obrador “por su defensa permanente de la democracia y la libertad”.

En cuanto a las casas de estudios, durante una sesión extraordinaria del consejo nacional, el secretario general de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) Jaime Valls presentó las sugerencias para mantener los servicios educativos curriculares durante la etapa de emergencia.

En función de la autonomía de las instituciones, cada una desarrollará la estrategia para continuar con el semestre.

En Pachuca, el ayuntamiento capitalino dio a conocer disposiciones administrativas de observancia general por la pandemia.

Tres aluden a exenciones de pagos y otras a prestación de servicio de velatorios, suspensión de algunos trámites en el registro familiar, suspensión de uso de parquímetros y evitar el acceso de personas a plazas y parques público y el funcionamiento de tianguis y mercados sobre ruedas.

Comentarios