Arriesgan cárcel empresarios brasileños por negocios ilícitos

175
neogocios

Brasilia.- De nuevo, una megacompañía brasileña está en el centro de un escándalo. La Policía federal del país envió el pasado jueves al Ministerio Público las conclusiones del caso contra los empresarios Joesley y Wesley Batista, directivos del Grupo JBS, la mayor empacadora de carne del mundo, por operaciones ilícitas en el mercado de capitales.

Los hermanos Batista ganaron hasta 44 millones de dólares en mayo a través de estos negocios ilegales, según el informe. Con la parte final de la investigación, el Ministerio Público federal debe presentar una denuncia criminal contra los empresarios, quienes están presos de manera preventiva en la sede de la Policía en Sao Paulo.

Los hermanos están acusados de crímenes de manipulación de mercado y uso indebido de información privilegiada con el agravante por el abuso de poder, cometido antes de una denuncia por corrupción contra el presidente brasileño, Michel Temer, en mayo.

Joesley grabó un encuentro con el mandatario realizado en marzo, cuando, según el empresario, Temer negoció sobornos y dio el aval para la compra del silencio de un exdiputado.

Con el conocimiento de que el contenido de la denuncia sería divulgado en mayo, los Batista habrían realizado millonarias operaciones con acciones del grupo JBS y en contratos al especular con el impacto de esa noticia en las cotizaciones.

En el caso de Joesley, las autoridades concluyeron que hubo práctica de ilícito en razón de la venta de acciones. A Wesley, la Policía le atribuyó, además, indicios de la adquisición de contratos a futuro y a plazo de dólares. Como ambos están presos preventivamente, la expectativa es que la acusación sea formalizada antes de fin de mes.

Comentarios