Arrumba Pemex drones antiordeña

426
Pemex

NORMA ZÚÑIGA / AGENCIA REFORMA
Ciudad de México

Mientras las bandas de huachicoleros hacían de las suyas ordeñando combustible a tasas récord, Pemex compraba y arrumbaba 30 drones desde mayo de 2014 para vigilar su red de ductos.

La compra de esos equipos significó para la empresa un gasto de 113.6 millones de pesos, según una revisión realizada por la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

El informe de la ASF detalló que 21 de los aparatos no fueron utilizados durante 22 meses, de febrero de 2015 hasta diciembre de 2016.

Lo mismo ocurrió con otros nueve equipos que permanecieron 31 meses sin uso, de mayo de 2014 al último día del año pasado.

Los drones han estado resguardados en dos bodegas de Pemex en el Estado de México y en Tabasco, según reportes entregados a la ASF.

La tecnología aplicada en drones avanza a un paso tan acelerado que, de acuerdo con expertos, los equipos que arrumbó la empresa petrolera habrían quedado obsoletos y su mantenimiento para echarlos a andar puede ser muy costoso.

Solo durante 2016, el número de perforaciones a ductos de Pemex alcanzó 6 mil 873 y las pérdidas por ese delito rondan los 20 mil millones de pesos anuales. En lo que va de este año, hasta agosto iban 6 mil 734 puntos de ordeña.

“No se contó con personal plenamente capacitado, debido a que solo recibimos el material con bajo nivel de mantenimiento, más no programas de capacitación para su operación y programas de mantenimiento”, justificó Pemex a la ASF como parte del segundo informe sobre la cuenta pública de 2016.

La Auditoría recomendó que Pemex determine si incluirá o no esos 30 drones en su estrategia de proporcionar seguridad a sus instalaciones y a su red de ductos, así como la factibilidad de que su operación se realice mediante convenios con la Sedena.

También emitió una promoción de responsabilidad administrativa sancionatoria para que la unidad de responsabilidades de Pemex investigue e inicie un procedimiento por actos de servidores públicos que mantiuvieron en desuso los aparatos.

Comentarios