Y de pronto descubro que existe una red que aborda temas sobre la iconografía funeraria, las ceremonias y rituales mortuorios, los cementerios migrantes y su relación con la arquitectura, la arqueología, el arte y algunas cuestiones de antropología. Su nombre oficial es Red de Arte y Cultura Funerarios AC y la semana pasada tuvieron como sede Hidalgo para que sus especialistas expusieran aportaciones, reflexiones y una mirada viva a esas temáticas.
La presidenta de la red es la arquitecta Margarita Martínez Domínguez, para quien hablar de la muerte representa una oportunidad de prolongar la vida. Entre los objetivos que persiguen están: promover y difundir la investigación histórica y la gestión por medio de proyectos institucionales o personales de la cultura funeraria; defender y dar a conocer los valores históricos, costumbres y tradiciones que conforman nuestra identidad nacional. Aseguró que los estudios en ese ramo buscan cambiar las perspectivas de la sociedad sobre la muerte para apreciar con una nueva perspectiva los símbolos, rituales, pinturas y esculturas ocultas al rendir un homenaje a la vida.
La organizadora principal de ese magno evento en nuestro estado fue la periodista Aída Suárez. Ella se ha especializado en el tema y escribió el libro más completo sobre la historia del panteón Inglés, ubicado en Mineral del Monte y el cual fue admirado en un recorrido donde la misma especialista compartió historias del lugar, de las tumbas y de los personajes que yacen en ese terreno lleno de camas de amor eterno.
Fue así como durante tres días se escucharon narraciones que recuperaban la historia del panteón en Chipilo, Puebla, donde un grupo de migrantes italianos encontró el lugar eterno para descansar. Otras que nos aproximaban a las catacumbas de París. O nos describían panteones representativos en Hidalgo como el de Pachuca o el de Huichapan.
Yo me atreví a participar, gracias a la invitación de doña Margarita Martínez y a la generosidad de Aída Suárez. Presenté una descripción de las tumbas de las ocho mujeres que han recibido el honor de estar en la Rotonda de Personas Ilustres.
Ellas son: la cantante de ópera Ángela Peralta, la actriz Virginia Fábregas, la escritora Rosario Castellanos, la pintora María Izquierdo, la poeta Emma Godoy, la política María Lavalle, la luchadora del voto de las mujeres Amalia González y la actriz Dolores del Río.
La experiencia realmente te reconcilia con la vida, el arte y la cultura funerarios, te sensibilizan sobre el tema y te permite confirmar que estudiar esas temáticas siempre da vida a las evocaciones de las personas queridas, admiradas, inolvidables y cercanas.
El evento recibió apoyo de diversas organizaciones, entre ellas la Secretaría de Cultura de Hidalgo.

Comentarios

COMPARTIR
Artículo anteriorFrente Amplio Opositor, blanco de mezquinos y canallas
Artículo siguienteConcluyen diputados desafuero contra Eva Cadena

Profesora investigadora en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo. Doctora en ciencias políticas y sociales por la UNAM. Especialista en estudios de la mujer por El Colegio de México. Ha publicado una gran variedad de libros y artículos académicos. Es columnista tanto en medios impresos como digitales. Ha recibido diferentes reconocimientos por su trayectoria feminista y periodística.