arteEl arte está lleno de cualidades y una de ellas es que su estudio incide en la sensibilidad humana e inducen a la creación de hábitos sensitivos. Algunas teorías dicen que el arte produce expresiones bellas, y que la belleza es unidad, claridad y proporción de algo.
“Uno no se interesa por la pintura, si no conoce la pintura, tiene que conocerla, por lo tanto primero debe comprenderse  qué es la pintura, el arte, la poesía, y entonces uno se apasiona, pero si esto no se enseña en ningún lado, la gente buscará una diversión frívola” dice Giovani Sartori, en su libro Homo videns.
Nuestro desarrollo estético solo puede conseguirse con una asidua observación de diferentes obras, asistiendo a las numerosas ofertas  de exposiciones, que son gratuitas, a través de las cuales se irá tomando conciencia de que lo importante en ellas es su forma y que la  más adecuada  percepción de las mismas se logra únicamente a partir de compararlos, aunque nuestros ojos no estén acostumbrados a la lectura de imágenes sus diferencias saltarán a la vista; la personalidad del autor será evidente.
Contemplando las obras, usted estará educando sus dotes de observación, su sensibilidad y con su constancia, permitirá desarrollar al máximo sus aptitudes. El arte, es necesario no solo como actividad que da identidad a una cultura, por ello reconocemos muchas civilizaciones que nos antecedieron, por el arte que nos legaron, luego entonces es necesario su conocimiento y su activo ejercicio para que el individuo pueda fusionarse con todo lo que le rodea y lo comprenda; en nuestra sociedad moderna vivimos rodeados de expresiones artísticas creadas en el pasado y producciones contemporáneas de toda índole. En el mercado se ofrecen ya múltiples CD’s con la historia y las obras de muchos artistas de diferentes etapas de la historia del arte.
Si bien en épocas anteriores el arte pictórico solo lo poseían y disfrutaban la nobleza, el clero y los ricos; en nuestros días esta condición sigue igual en cuanto a la posesión de las obras, pues solo las clases altas las pueden comprar, pero gracias al avasallante avance tecnológico, prácticamente se puede copiar y reproducir cualquier obra, de tal modo que estamos en opción de colgar en las paredes de nuestra casa, las obras que más nos gusten, eligiendo de entre miles, ya que se puede decir que el arte de la pintura podría ser el resumen visual de la historia de la humanidad y la crónica de la experiencia humana y es algo que vemos diariamente sin ponerle suficiente atención.
El arte es uno de los elementos básicos que nos definen y es explicado en una bella síntesis por  la genial  Ikram Antaki que dice:
“… el arte es la actividad instauradora, consiste en llevarnos hacia una impresión de trascendencia en relación con el mundo de los seres y las cosas. El arte más simple (infantil o demencial o inclusive trivial) sobrepasa la realidad vulgar por una idealización mínima. Ya no es realidad pura sino una realidad revisada y corregida por el hombre…”
Entonces insisto, la experiencia artística, su creación y su recepción, debe ser ante todo una oportunidad para entendernos por medio de una actividad que reconstruya y refunda esta realidad, trastocando así nuestro mundo, nuestra vida. Donde esté el ser humano habrá arte.

 

[email protected]
http://josecarrillocedillo.com/pintura/

Comentarios