Tepetitlán.-

Luego que la madrugada del lunes un grupo de personas irrumpiera en la dirección de Seguridad Pública de Tepetitlán y robara armamento a policías municipales, el alcalde Rodrigo Castillo Martínez solicitó la intervención inmediata del gobierno estatal y federal.

En un comunicado emitido ayer, Rodrigo Castillo solicitó la intervención de ambos órdenes de gobierno para mantener la paz y estabilidad en el municipio.

Alrededor de las 2:45 horas del lunes un grupo de al menos nueve personas armadas arribó a las instalaciones municipales, en donde policías en turno fueron atados de pies y manos con cinta adhesiva, asimismo les cubrieron la boca.

El grupo sustrajo armamento, cargadores, cartuchos, radios, celulares y carteras. Además, destruyeron y prendieron fuego al cajero automático ubicado a un lado de la presidencia municipal. La Policía estatal y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) tomaron conocimiento de los hechos, según el comunicado.

El director de la Policía municipal Juan Carlos Vega acudió a la Agencia del Ministerio Público de Tula para interponer la denuncia formal en contra de quien o quienes resulten responsables.

Por lo anterior, la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH) inició la carpeta de investigación correspondiente por el delito de asalto agravado y robo cometidos en las instalaciones del ayuntamiento de Tepetitlán.

Tepetitlán actualmente con poco más de 11 mil habitantes se encuentra en medio del triángulo rojo por el robo de combustible. Ayer, después del atraco, policías no pudieron hacer su recorrido debido a la falta de llaves de las patrullas. Fuentes internas a la comandancia señalan que el ejército solo levantó el reporte por el robo de armas y se retiró; hasta anoche tampoco había presencia de la Policía estatal. “Sin armas y sin llaves hoy no hemos salido para nada a ningún recorrido, estamos incomunicados. Se llevaron radios, arrancaron el teléfono y los cables”.

Comentarios