Suspenden actividades hasta que corrijan irregularidades
Pachuca.- La Profepa suspendió de manera temporal parcial las actividades en el bioparque de convivencia Tizayocan y aseguró 53 ejemplares, de los cuales 44 fueron por no acreditar la legal procedencia y nueve por faltas al trato digno y respetuoso.

Luego de una visita de inspección en el lugar para verificar el estado físico y de salud de los ejemplares albergados, así como las instalaciones del parque, personal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) constató las malas condiciones en las que vivían algunos animales.

Derivado de denuncias sobre animales en malas condiciones e instalaciones improvisadas para su resguardo y manejo, inspectores de la dependencia acudieron al lugar ubicado en Tizayuca, donde verificaron las condiciones físicas y de salud de 161 animales que corresponden a 24 especies silvestres.

También, revisaron las condiciones de cuidado y albergue de los animales, donde encontraron que a algunos de los ejemplares no les proporcionan la atención médica veterinaria y de alimentación adecuadas.

Entre las anomalías detectaron que los dromedarios y camellos presentaban falta de recorte en pezuñas, lo que les provoca que la mayor parte del tiempo se encuentren postrados; así como, laceraciones sin atender en piel y articulaciones. En una llama se observó micosis, enfermedad infecciosa producida por hongos.

También observaron falta de atención en recintos o albergues, área de farmacia en malas condiciones y deficiencias en las dietas alimenticias por especie. Por ello, ordenaron medidas de urgente aplicación.

El bioparque en lo inmediato está obligado a contar con equipo de contención y manejo, dar atención clínica inmediata a los ejemplares con alteraciones físicas y fisiológicas, mejorar el plan alimenticio para aquellos en malas condiciones de estado físico. Hasta entonces, el sitio permanecerá bajo una suspensión temporal parcial de actividades.

En próximos días, el recinto cumplirá un año, ya que el 23 de agosto el entonces gobernador Francisco Olvera inauguró el primer centro de recuperación de la biodiversidad de convivencia Tizayocan, mismo que tenía como finalidad preservar distintas especies de animales silvestres, así como la flora endémica de la región que se encuentra en peligro de extinción.

Inaguración

  • El 23 de agosto,
    el entonces gobernador Francisco Olvera inauguró el lugar, que tenía como finalidad preservar distintas especies de animales silvestres, así como la flora endémica de la región que se encuentra en peligro de extinción

Comentarios