Hidalgo, como todo el país, vive una crisis de inseguridad que tiende a agravarse conforme pasa el tiempo. En esta edición, este diario le presenta un trabajo de investigación respecto a los 10 municipios que concentran el mayor número de delitos en rojo, de acuerdo con la organización Semáforo Delictivo que lleva registros de cada entidad federativa que le permiten advertir qué ilícitos tienen mayor incidencia y, por tanto, deben atenderse con urgencia. En nuestra entidad, los ilícitos tienden a concentrarse en los municipios con mayor población urbana y que se ubican en su zona sur. De acuerdo con el corte a junio de este año, Pachuca, Tizayuca, Tulancingo, Ixmiquilpan, Tepeapulco, Tula, Tepeji, Huejutla, Apan y Mixquiahuala, son los municipios que destacan por superar la media que establece Semáforo Delictivo. Cada municipio tiene su propia problemática, pero Pachuca sobresale, por ejemplo, por ser el que presentó más alertas en rojo durante dicho periodo, con un total de 44, en delitos como robo a vehículo y a negocio. Con esa información, cada municipio está en posibilidades de diseñar un traje a la medida respecto a su estrategia para combatir la inseguridad y además cada uno puede tejer alianzas con sus vecinos de la región. Por supuesto, el gobierno estatal debe encabezar esos esfuerzos, pues hay delitos que así lo exigen. Hidalgo enfrenta lo que podría considerarse su primera crisis de inseguridad. Las desapariciones, el alto índice de secuestro, el huachicoleo, y el robo en todas sus modalidades son síntomas de que la entidad comienza a ser absorbida por ese mal que carcome a todo el país y que hasta hace poco no nos había tocado. Frente a esas condiciones extraordinarias, se necesitan medidas en ese mismo sentido. Se trata del reto más importante para el gobierno estatal y los ayuntamientos involucrados. De filón. Hoy regresan a clases más de 50 mil estudiantes de la máxima casa de estudios de la entidad. Algo que es una buena noticia no solo para los universitarios, sino para la economía que gira alrededor de las actividades académicas.

Comentarios