Aspiran Tuzas a generar su propia cantera

270
cantera

Eva Espejo, estratega, manifestó que el plan es trabajar con las fuerzas básicas, tal como es realizado en el conjunto varonil

Pachuca.- Las Tuzas apostarán por la cantera y por ello, hoy, el equipo tiene muchas caras nuevas y jóvenes, pues el proyecto es trabajar en la formación de deportistas propias, coincidieron la entrenadora Eva Espejo y la auxiliar técnica, Ana González.

En una entrevista con la Liga Mx Femenil, la estratega manifestó que el plan de las mineras es trabajar con las fuerzas básicas, tal como es realizado en el conjunto varonil, donde han surgido jóvenes que posteriormente son vendidos a otros clubes.

“A raíz de que surge el proyecto, el Club Pachuca solicitó que la categoría femenil fuera lo más parecido al modelo que manejan en la división masculina, dando prioridad a la formación de las fuerzas básicas pensando que, en un futuro, formemos a nuestras propias jugadoras sin tener la necesidad de salir a buscar talento”, manifestó la estratega.

“En un momento cometimos el error de buscar miembros con características similares a las de los futbolistas del equipo varonil; con el paso del tiempo y la experiencia, los visores modificaron esa forma de pensar”, agregó.

La timonel blanquiazul reconoció que sería un sueño hecho realidad tener un conjunto conformado completamente por exponentes surgidas de la cantera.

Por su parte, Ana González indicó que laboran con el objetivo de que esas deportistas de fuerzas básicas tengan una formación integral “más allá de dominar una posición, que ello se refleje en la cancha”.

La intención, puntualizó, también es que puedan desarrollarse con el representativo y puedan nutrir a las selecciones nacionales de todas las categorías.

El modelo es similar al de los hombres, pues se visorea a las atletas y una vez pasados los filtros se les invita a concentrarse en las casas clubs en Pachuca y continuar con sus estudios en la Universidad del Futbol, aunque para ello requieren la autorización de los paterfamilias.

Comentarios