Pachuca.- La atención a las personas adultas mayores es un gran reto. Cambiar los paradigmas sobre el tratamiento de la salud en ese sector de la población es un camino difícil, pero María Antonieta Domínguez Ayala, coordinadora de casa de la tercera edad del DIF Hidalgo, consideró que va por buen camino.

Egresada de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) de la licenciatura en médico cirujano, hace 14 años comenzó a trabajar con personas adultas mayores, por lo que decidió estudiar la especialidad en geriatría y gerontología.

“Es una medicina muy amplia, hay muchas áreas de oportunidad y sobre todo por las estadísticas en el cambio de la población, y en mi caso fue una decisión muy pensada.”
Después de un año al frente de la coordinación de la casa de la tercera edad, la mayor satisfacción que ha tenido es cambiar el trabajo y atención brindada en esa institución.

“Me siento satisfecha porque hemos logrado hacer buenos equipos de trabajo y contamos con un gran apoyo institucional por parte del gobierno estatal”, afirmó.
Sin embargo, existen otros retos para la atención médica a los adultos mayores, como la falta de especialistas en geriatría debido a la promoción dentro de las universidades.

“Nos hace falta conquistar a los jóvenes que estudian medicina, porque el concepto es fuerte y debemos hacer ese rompimiento. En lugar de preocuparnos, ocuparnos y aprender a convivir con los adultos mayores”, puntualizó.

Se espera que en los próximos 26 años se triplique la población de adultos mayores en México, llegando a los 15 millones en 2020 y poco más de 22 millones en 2030.
De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en Hidalgo hay 250 mil 715 personas de 60 años y más. La capital del estado cuenta con el mayor número de adultos mayores, con 23 mil 340; en segundo y tercer lugar están Tulancingo con 11 mil 995 y Huejutla con 11 mil seis adultos mayores. Les siguen Tula con 9 mil 169 e Ixmiquilpan con 7 mil 79.

Para María Antonieta Domínguez, lograr la atención adecuada para ese sector es el reto en el que deben enfocarse las políticas públicas, pues tan solo en Hidalgo existen 11 médicos especializados en geriatría.

“A los adultos mayores les pediremos una disculpa, porque todavía lo que trabajemos hoy les quedamos a deber ese beneficio por el tiempo, pues debemos trabajar para nuestras generaciones”, concluyó.

Es una medicina muy amplia, hay muchas áreas de oportunidad y sobre todo por las estadísticas en el cambio de la población”

María Antonieta Domínguez

Coordinadora de casa de la tercera edad DIF Hidalgo

Comentarios