Debido a las condiciones climáticas, el helicóptero donde viajaba el gobernador Omar Fayad realizó un aterrizaje imprevisto en la localidad El Susto, en Singuilucan, ayer cuando se dirigía a Tulancingo a entregar el Premio Estatal de la Juventud. Le acompañaba Alberto Begné Guerra, subsecretario de prevención y participación de la Segob. Luego del sobresalto decidieron continuar su camino por tierra; la aeronave aterrizó a un costado de la carretera Pachuca-Tulancingo

Comentarios