• La Asociación de Policías de Dallas anunció la muerte del quinto agente

EE.UU.- El número de agentes de la policía que resultaron muertos tras ser atacados a balazos por un par de francotiradores en el centro de Dallas, se elevó la madrugada de este viernes a cinco y otros siete heridos, algunos en estado crítico.

Los agentes fueron atacados cuando vigilaban la noche del jueves una marcha de protesta contra la violencia policial en todo el país, que se realizaba por varias calles del centro de Dallas.

El Departamento de Policía, informó en un comunicado de la captura de una mujer sospechosa que se enfrentó a balazos con miembros del equipo SWAT, cerca del estacionamiento del colegio comunitario Center College en el centro de la ciudad.

Un paquete sospechoso fue descubierto también cerca de la ubicación donde  la mujer fue detenida y un equipo antibombas de la policía se encargo de la investigación.

El jefe de policía de Dallas, David Brown, informo además que las autoridades estaban negociando con un otro sospechoso en el segundo piso de ese mismo estacionamiento.

Brown señaló que el hombre había intercambiado disparos con la policía durante las negociaciones, que se prolongaron por casi dos horas esta madrugada.

“El sospechoso gritó a los negociadores que el final estaba cerca, que el iba a hacer daño y matar a más de nosotros (policías), y que había bombas colocadas por todo el estacionamiento y el centro de la ciudad”, dijo finalmente.

La situación en el centro de Dallas se mantiene como si existiera un tirador activo. La policía ha pedido a todos evitar circular por las calles del centro y ponerse a salvo.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha calificado el ataque como “calculado y despreciable”.

 

Comentarios