Aumenta trabajo infantil en Pachuca

827
trabajo infantil,Pachuca

PAOLA LORAINE VALENCIA*
Pachuca.- A pesar de que en Hidalgo existan leyes e instituciones para la protección de la niñez, en el periodo de 2015 a 2017 aumentó la presencia de niños, niñas y adolescentes que trabajan en calles de la Zona Metropolitana de Pachuca.

La media nacional del trabajo infantil es de 11 por ciento e Hidalgo está por encima de esta con el 12.6, por lo que ocupa el puesto 14, casi a la par de Chiapas que tiene un porcentaje de 12.8 y sobre el Estado de México que cuenta con 8.8 por ciento.

En México, el número de niños y niñas que trabajan muestra una tendencia ascendente.

En el cuarto trimestre de 2017, de acuerdo con datos del módulo de trabajo infantil (MTI) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la población de entre cinco y 17 años ascendió a 29.3 millones de personas, de las cuales 3.2 millones laboraron en alguna actividad, cifra equivalente al 11 por ciento.

De ese porcentaje, el 6.4 por ciento de niños, niñas y adolescentes laboró en actividades económicas no permitidas, el 4.7 trabajó en actividades domésticas sin remuneración, en sus hogares y en condiciones no adecuadas; mientras el 0.7 por ciento combinó ambas formas de trabajo.

Esas actividades están arraigadas a la estructura económico-social, así como a las costumbres y tradiciones culturales de cada país, según el Informe mundial sobre el trabajo infantil de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Asimismo, el documento resalta que anteriormente en México el trabajo de niñas y niños no solo era comúnmente aceptado, sino que lo consideraban una experiencia natural de la vida infantil, por lo que al hablar de ese fenómeno deben considerarse los contextos sociales, políticos, culturales, económicos e históricos que lo rodean.

Al respecto, la directora ejecutiva la asociación civil Servicios de Inclusión Integral (Seiinac) Diana Avilés comentó en entrevista: “Nosotros como asociación no tenemos claridad sobre las razones del aumento del trabajo infantil en Pachuca, porque al final no hemos hecho este estudio, pero podemos ver el tema del desempleo en Hidalgo, que tenemos municipios con un montón de precariedades, con pobreza, sobre todo alimentaria, por eso las personas optan por migrar hacia ciudades como Tula, Tulancingo, Pachuca, inclusive a Tizayuca, donde, de cualquier manera, está cabrón encontrar trabajo”.

Responsabilidades tempranas

Un ejemplo de dicha problemática es Carlos Daniel, quien tiene 12 años, radica en la capital hidalguense y además de estudiar el primer grado de secundaria, vende dulces sobre una carretilla todos los días en la zona centro, de las 15 a las 21 horas.

En entrevista, Carlos mencionó que el dinero que obtiene del trabajo que realiza es un apoyo “para hacer lo que nos piden en la escuela y todo eso; además, cuando salgo de la escuela me aburro y junto dinero para ayudar a mis papás”.

Regularmente es gente que viene de la Sierra y están de paso, traen a sus pequeños y los ponen a trabajar para conseguir el recurso y seguir su ruta, ya que seguramente son personas que están tratando de llegar al norte para conseguir un trabajo o para cruzar a EU

Alicia Hernández
Trabajadora social

  1. Anteriormente en México ese fenómeno no solo era comúnmente aceptado, sino que lo consideraban una experiencia natural de la vida infantil
  2. Pese a que la Secretaría del Trabajo y Previsión Social de Hidalgo realizó una campaña contra esa problemática en 2017, no hay resultados favorables en las cifras

Derechos humanos

De acuerdo con los convenios internacionales y las legislaciones de México, el trabajo infantil es una violación a los derechos humanos de ese sector poblacional; en su definición comprende actividades económicas no permitidas y labores domésticas en condiciones no adecuadas.

En 2015, el Congreso estatal promulgó la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes para el Estado de Hidalgo, sin embargo, esa legislación no evitó ni desapareció el trabajo infantil en la entidad, la cual se caracteriza por las altas cifras de desempleo y empleo informal, según el Inegi.

La trabajadora social del DIF Hidalgo Alicia Hernández Zamora relacionó el aumento del trabajo infantil en la Zona Metropolitana de Pachuca con la migración, al indicar que “regularmente es gente que viene de la Sierra y están de paso, traen a sus pequeños y los ponen a trabajar para conseguir el recurso y seguir su ruta, ya que seguramente son personas que están tratando de llegar al norte para conseguir un trabajo o para cruzar a Estados Unidos (EU)”.

Además, el abogado adscrito a la subdirección de representación y restitución de derechos de la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños, Adolescentes y la Familia del Estado de Hidalgo Felipe de Jesús Brito Porras declaró: “En la capital tenemos la casa del DIF, la casa del niño y la casa de la niña, que son instituciones que están saturadas de infantes en situaciones vulnerables y son insuficientes; necesitaríamos el doble de las casas de atención que hoy en día tenemos para poder integrar a todos los niños que están en situación de calle”.

La situación del trabajo infantil en Pachuca es preocupante, y a pesar de que la Secretaría del Trabajo y Previsión Social de Hidalgo (STPSH) realizó una campaña contra el trabajo infantil en 2017, no hay resultados favorables en las cifras.

Si bien la problemática no es única de la Zona Metropolitana de Pachuca, ya que existe en todo el país, según testimonios, son varios los niños, niñas y adolescentes que continúan en las calles trabajando bajo la mirada de las autoridades.

Contextos

Las causas que orillan a niñas, niños y adolescentes a trabajar dependen del entorno social, económico y cultural de cada país o región. La OIT establece que hay tres principales razones: primero las inmediatas, que surgen al interior de la familia; en segundo las invisibles, que involucran a una comunidad, la cual fomenta el trabajo infantil; y por último, las causas de raíz, que son las que actúan al nivel de la sociedad, ya que derivan de un ambiente en el cual prevalece la pobreza, el escaso apoyo financiero para la educación, la falta de trabajo decente para personas adultas, las desigualdades regionales y la exclusión social de grupos marginados.

Comentarios