REDACCIÓN / IMSS HIDALGO
Pachuca.- Para evitar infecciones en vías respiratorias o gastrointestinales durante las temporadas de lluvias, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Hidalgo exhortó a la población a no exponerse a cambios bruscos de temperatura, abrigarse y extremar medidas de higiene, tanto personales como al preparar alimentos.

El coordinador auxiliar médico epidemiólogo del IMSS en la entidad Humberto Francés Salgado refirió que ante la prevalencia de humedad en la mayor parte del país proliferan distintos tipos de virus, con lo que aumenta el riesgo de contraer gripe o catarro común, cuyo nombre científico es rinofaringitis.

Además, la presencia de bacterias y parásitos eleva la incidencia de contraer enfermedades en el aparato digestivo o desarrollar gastroenteritis, entre otras afecciones, por la contaminación del agua y la escasa o nula higiene al cocinar.

La sintomatología respecto a infecciones respiratorias va desde fiebre mayor a 38 grados, malestar general, afección en la garganta y secreción nasal; en tanto que el vómito, diarrea, falta de apetito, dolor muscular y fatiga indican un padecimiento gastrointestinal.

Por lo que ante cualquiera de esas situaciones, aseveró el coordinador, será importante no automedicarse para evitar complicaciones en la salud y mejor deberá acudirse con un médico familiar o al servicio de urgencias para recibir atención.

No obstante, Humberto Francés Salgado dio algunas recomendaciones para evitar contraer alguna de las afecciones anteriores, como limpieza frecuente de manos, lavar y desinfectar las frutas y verduras, consumir lácteos pasteurizados y de preferencia alimentos enlatados, así como evitar comer en la vía pública y si es necesario acudir a una unidad de medicina familiar para recibir tratamiento.

El IMSS exhortó a la población a no exponerse a cambios bruscos de temperatura, abrigarse y extremar medidas de higiene

Existen algunos signos de alarma en infantes, los cuales deben monitorearse:

  1. Aumento en la frecuencia respiratoria
  2. Hundimiento de costillas al respirar
  3. Ruidos extraños al respirar o silbido del pecho
  4. Falta de apetito y vómito constante
  5. Fiebre superior a 38.5 grados
  6. Decaimiento y somnolencia
  7. Ataques o convulsiones
  • Ante cualquier malestar se recomienda no automedicarse y acudir de inmediato con un médico o a urgencias

Comentarios