Aumentan mantas que advierten linchamientos

1606
linchamiento
En el casco urbano de Tulancingo, así como las cabeceras municipales de Cuautepec y Santiago Tulantepec

Tulancingo

Cada vez son más colonias y localidades rurales en la región que colocan anuncios con amenazas de linchamiento a delincuentes en caso de sorprenderlos cometiendo algún delito.
En el casco urbano de Tulancingo, así como las cabeceras municipales de Cuautepec y Santiago Tulantepec, lucen anuncios en donde se advierte linchamiento en caso de detectar a alguna persona cometiendo delitos.
Pero en fechas recientes cada vez es más constante la presencia de dichos anuncios en zonas rurales como en Santa Ana Hueytlalpan, en Tulancingo, y en localidades de Singuilucan.
Irónicamente, en algunas mantas además de leerse las advertencias de agresión a presuntos delincuentes, se publica el teléfono de la dirección municipal de Seguridad Pública junto con leyendas del programa Vecino vigilante.
Incluso, en localidades como Ventoquipa, en Santiago Tulantepec, hace poco más de dos años autoridades locales entregaron a los vecinos radiocomunicadores para reportar el caso de la posible comisión de un delito.
Aunque en un primer momento se aseguraba que el gobierno municipal había entregado armamento, la versión fue desmentida por las autoridades que estaban en función en ese momento.
En Cuautepec los anuncios de amenaza de linchamiento se ubican sobre todo en la cabecera municipal, así como en las colonias Juárez y Santa María Nativitas, además en las localidades de San Lorenzo y Santa Rita.
Mientras que en Tulancingo, además de la localidad mencionada, se han ubicado los anuncios en diversas calles de la zona central de la ciudad, así como en las colonias Insurgentes, Rincón Colonial, San Nicolás y Santa María el Chico, entre otras.
Consultados sobre el tema, vecinos de las colonias y localidades referidas aseguraron que en caso de que las autoridades municipales no mejoren los rondines, no dudarán en hacer justicia por propia mano.
Coincidieron en señalar a la “justicia inmediata” como un método para bajar la incidencia delictiva, “a través de acciones contundentes que demuestren que somos vecinos organizados y que ya nos hartamos de ser víctimas”, aseveró uno de los consultados.

Comentarios