Pachuca.- En Hidalgo, las muertes maternas aumentaron a 14, la última corresponde a esta semana epidemiológica. Dos de esas mujeres, según el registro, no contaron con atención.

El registro elevó sus indicadores en el estado y en las últimas tres semanas subió de ocho a 14, según emitió la Secretaría de Salud federal (Ssa).

Dicho indicador refiere que el IMSS registró seis casos, otro en el IMSS-Bienestar, cinco más en los servicios de salud y dos más sin atención y sin clasificación del tratamiento que recibieron.

Actualmente, Hidalgo tiene una proporción de 2.8 por ciento del total de casos de muerte materna que se registran en todo el país. Baja California, Durango y Nuevo León también comparten ese mismo margen.

La mortalidad materna o muerte materna es un término estadístico que describe el deceso de una mujer durante el embarazo, parto o posparto. Su importancia tiene que ver con la actuación de las instituciones de salud para la atención del binomio madre-hijo.

El que un embarazo o parto desemboque en el deceso de la mujer refleja problemas estructurales, tanto de acceso al control de natalidad como de atención a la salud, sobre todo en territorios en los que la pobreza registra altos índices entre la población.

En ese sentido, las organizaciones internaciones de protección a la salud han reiterado que los riesgos de muerte materna pueden reducirse mediante las intervenciones de atención de salud, tales como planificación familiar, control de embarazo saludable y atención del parto y puerperio por personal capacitado.

Como parte de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), México se comprometió a reducir esa problemática en tres cuartas partes entre 1990 y 2015.

Dato

Hidalgo tiene una proporción de 2.8 por ciento del total de decesos de ese tipo en todo el país

Comentarios