Aumentan muertes por protestas en Kenia

111
muertes

Ciudad de México.- La violencia postelectoral continúa en Kenia y aumenta el número de muertos en medio de las protestas por la reelección del presidente Uhuru Kenyatta.
El gobierno de Kenia negó que haya manifestaciones con víctimas mortales en diferentes puntos del país y aseguró que únicamente han registrado incidentes violentos aislados, provocados por criminales que han recibido una respuesta apropiada por parte de la Policía.
El ministro del Interior en funciones Fred Matiang’i aseguró en rueda de prensa que son rumores y mentiras, y reiteró que el país es seguro.
La Comisión Nacional de Derechos Humanos de Kenia ayer sostuvo que 24 personas murieron desde el martes por disparos de la Policía durante las protestas.
El organismo informó que 17 de esas muertes ocurrieron en la capital, Nairobi, y puntualizó que sus cálculos se basan en testimonios de familiares y residentes de las localidades.
La dependencia, que monitorea las instituciones gubernamentales, exhortó a los funcionarios de alto rango a que ordenen a la Policía abstenerse del uso de municiones contra civiles.
Asimismo, el empleado de una morgue local indicó que al menos nueve cadáveres con heridas de bala fueron llevados al lugar desde un barrio pobre de Nairobi, que se considera un bastión de la oposición; y un padre informó que su hija de nueve años falleció alcanzada por una bala perdida mientras jugaba con amigos.
Además, manifestantes denunciaron que durante las protestas, las fuerzas de seguridad utilizaron gases lacrimógenos en contra de un convoy de funcionarios de la oposición, después de que el presidente Uhuru Kenyatta ganara un segundo mandato.
Durante los disturbios en contra del Kenyatta, la Policía mató a disparos a dos personas en las afueras de Kisumu, una ciudad donde el líder de la oposición Raila Odinga tiene un fuerte apoyo, informó el comandante de la Policía regional, Leonard Katana; además de que otras cinco personas resultaron heridas.
Un día antes de las elecciones en Kenia, la mayor parte del país estaba bajo calma, que solo duró pocas horas después de que se dieran los resultados previos con el triunfo del actual presidente.
En su discurso de victoria, Kenyatta ofreció una mano de amistad a la oposición, la cual alegó que el padrón electoral fue hackeado y los resultados fueron manipulados contra Odinga.
Kenyatta ganó con 54 por ciento de los votos frente a casi 45 por ciento de Odinga, pero la disputa sobre la integridad del proceso electoral ensombreció lo que muchos kenianos esperaban sería una celebración de la democracia en una potencia regional conocida por su fortaleza económica y estabilidad a largo plazo.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios