Ciudad de México.- Santiago Nieto Castillo, titular de la unidad de inteligencia financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), confirmó ayer que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador no está investigando al expresidente Enrique Peña Nieto.

Entrevistado después de participar en un evento en la Secretaría de Gobernación, el funcionario explicó que investigaciones como las que se llevan a cabo en contra de Emilio Lozoya y Rosario Robles, excolaboradores del mandatario priista, han “cercado al expresidente”, sin embargo, eso no implica que ya exista una investigación contra Peña Nieto.

“El fiscal lo que ha comentado es que esto implica que se ha ido cercado al expresidente, pero lo que tenemos hasta el momento son la presentación de las denuncias contra toda esta serie de exservidores públicos que a nuestra perspectiva vulneraron la confianza ciudadana con mecanismos como empresas fachada, operaciones simuladas y evidentemente peculado y enriquecimiento ilícito”, comentó a reporteros.

Y a pregunta expresa sobre si existe una investigación contra el exmandatario, refirió que “no, seguimos nosotros trabajando. Es una expresión que más bien tuvo el fiscal y yo lo respeto mucho”, indicó.

Durante la entrevista, Nieto Castillo fue cuestionado sobre los supuestos actos de corrupción de los que informó el diario estadunidense The Wall Street Journal, mismo que involucrarían al expresidente.

El titular de la UIF se limitó a contestar sobre los casos que sí han recibido denuncias y siguen siendo investigados.

El 19 de febrero, fue informado que autoridades mexicanas investigan a Enrique Peña Nieto por sobornos ligados a Emilio Lozoya Austin, exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), comentó un alto funcionario al Wall Street Journal.

Investigadores del gobierno mexicano informaron que Odebrecht pagó 9 millones de dólares a Lozoya Austin para asegurar los contratos de Pemex, al tiempo que era un alto funcionario de la campaña presidencial de Peña Nieto en 2012 y después de que fue nombrado jefe de Pemex, enfatizó el periódico. Añade que Altos Hornos le pagó a Lozoya 3.5 millones de dólares para garantizar la venta de una decrépita planta de fertilizantes, Agronitrogenados, a Pemex por un precio muy inflado.

“La oficina del fiscal General tiene evidencia de que la corrupción de Lozoya en Agronitrogenados y Odebrecht llega al más alto nivel”, dijo el alto funcionario, refiriéndose a Peña Nieto. “La extradición y (cualquier posible) confesión de Lozoya son elementos que, junto con las investigaciones en curso, decidirán si el expresidente será acusado en el futuro”, agregó.

El 20 de febrero, Andrés Manuel López Obrador declaró que no está enterado que Enrique Peña Nieto esté bajo investigación, pero advirtió que la Fiscalía General de la República (FGR) no le informa porque es independiente. También aclaró que el Poder Ejecutivo federal, del que es titular, no ha presentado una denuncia contra el también exgobernador del Estado de México.

Comentarios