Mixquiahuala.- La impunidad es la constante en los casos de linchamientos ocurridos en Hidalgo de 2018 a la fecha, luego que la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH) no ha ejecutado alguna orden de aprehensión contra los responsables, así lo confirmó la propia dependencia.

Según información proporcionada por la procuraduría, argumentó que las carpetas de investigación “están en proceso de integración”. De agosto de 2018 a la fecha, seis personas han perdido la vida tras linchamientos en Hidalgo.

El Valle del Mezquital registra el mayor número de casos de linchamientos en la entidad, tal es el caso de los municipios de Chilcuautla, Ixmiquilpan, Mixquiahuala, Tlahuelilpan y Tula.

En agosto de 2018, un hombre perdió la vida horas después de haber sido quemado cuando vecinos de Chilcuautla lo acusaron de robar automóviles.

Semanas después, en la localidad de Santa Ana Ahuehuepan, en Tula, una pareja perdió la vida luego que los culparan de robachicos.

En lo que va de este año, Ixmiquilpan encabeza la lista de municipios que ha presentado más casos de intentos de linchamientos, con nueve, en donde los habitantes de esa demarcación entregan a los presuntos delincuentes a la Policía luego de golpearlos y exhibirlos.

En Mixquiahuala y Tlahuelilpan, las policías municipal y estatal han tenido que implementar operativos de contención para poder rescatar a los señalados, poniendo en práctica protocolos establecidos.

Con el fin de evitar más muertes en la entidad, hace unos días el gobierno estatal publicó en el Periódico Oficial del Estado de Hidalgo el acuerdo gubernamental que establece el protocolo de actuación policial para el control de multitudes ante el riesgo de violencia colectiva.

El objetivo es que tanto los municipios como las policías locales intervengan de manera inmediata en el rescate de presuntos delincuentes.

linchamientos,detenidos

Comentarios