Like
Like Love Haha Wow Sad Angry

Jamás se ha encontrado ninguna inscripción con “maldiciones” en ninguna tumba egipcia. Esa falsa idea en realidad viene de la novela La momia (1828), escrita por Jane Loudon Webb, que fue todo un best-seller de su época. El mito se vio reforzado cuando un periodista del Daily Express en El Cairo hizo un “reportaje” sobre la supuesta maldición de Tutankamón en 1922.

Pero no fue la novela de Loudon lo que “alimentó” la imaginación de los periodistas, sino sir Arthur Conan Doyle, quien durante la búsqueda de la tumba del faraón egipcio difundió la idea de que, al encontrarla, deberían afrontar “una terrible maldición”.

En 2002 el British Medical Journal publicó un minucioso estudio para demostrar que, de las 26 muertes atribuidas a la “maldición”, solo seis personas murieron en los primeros 10 años posteriores al descubrimiento de la tumba. Howard Carter, a cargo de la investigación arqueológica —y sobre quien debió recaer el mayor peso de la “maldición”—, vivió 17 años más20

Lo único similar que se ha descubierto es una inscripción en un santuario dedicado a Anubis, que reza: “Soy quien detiene las arenas para que no sepulten la cámara secreta. Soy el protector de los muertos”.

En Motosíntesis se aprecia la evolución del autor, desde la Vespa Ciao que lo siguió en su niñez llena de sinsabores; la Honda CBF 750, tan robusta, rápida, fuerte y arriesgada como la adolescencia; la motoneta Vento R4, símbolo de la libertad que llega como el viento a las manos de un joven emprendedor; la Honda CBR 600F3, emblema de la velocidad y el impulso que se debe tener ante las adversidades; la Kawasaki Ninja 636R, la cual representa la evolución tras el camino difícil y también el inicio de una nueva etapa; la Aprilia RSV 1000 Factory, que fue restaurada igual que la confianza para involucrarse en una nueva relación amorosa; la Ducati Multistrada, fuerte, poderosa y estable, capaz de superar cualquier tipo de circunstancia de la misma forma en que la determinación de su familia puede hacerlo; hasta la Ducati X Diavel S, cuyo diseño, tecnología y detalles la hacen exclusiva y perfecta como el trayecto que el autor atravesó para reconciliarse con su pasado —a través del perdón— y construir un presente lleno de luz, vitalidad y equilibrio, mediante la reflexión consciente de sus decisiones y la fortaleza obtenida de sus experiencias más dolorosas.

Alfonso Betancourt es fundador y director de Upgrade Mkt —en México—, Upgrade Global —en EU— y de KIU —una plataforma digital de promoción para talento emergente—. Ha colaborado como escritor en diversos medios de arte, mercadotecnia y tendencias, también ha incursionado como cofundador de la revista Overbook —enfocada en las innovaciones del marketing—; gracias a su pasión por las motocicletas ha participado como columnista en revistas impresas y digitales relacionadas con el “exquisito arte en dos ruedas”, imprimiendo siempre su estilo particular: narraciones en primera persona que buscan dejar al descubierto “la experiencia del piloto más allá de la descripción del vehículo”. Alfonso Betancourt, aventurero y arriesgado empresario, es, además, autor de los libros Cuentos ilimitados —una compilación de cuentos cortos— y Thana —dedicado a la poesía— y, recientemente, Motosíntesis.

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry

Comentarios