El voto fue unánime y a favor de proteger la autonomía de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH). No hubo desacuerdo entre los magistrados de la segunda sala Eduardo Tomás Medina Mora, Margarita Beatriz Luna Ramos, Javier Laynez Potisek y Alberto Pérez Dayán, quienes confirmaron la resolución que salvaguarda el principio de autonomía que intentó transgredir la pasada legislatura del Congreso local al aprobar el decreto 228, cuyo fin era reformar y adicionar un órgano interno de control a la UAEH mediante una reforma a su ley orgánica. Afortunadamente, la reforma quedó en un intento de violar su autonomía, que está consagrada en el artículo tercero de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que establece para las universidades e instituciones de educación superior la facultad de gobernarse a sí mismas. ¿Qué sigue después de que la SCJN confirmó el amparo que otorgó un juzgado de distrito a la máxima casa de estudios de la entidad? Nada, la resolución es inatacable. Por otra parte, vale aclarar que el hecho de que la UAEH esté amparada contra la imposición de un órgano de control no significa que su vida institucional navegue en la opacidad. Desde hace años esa casa de estudios es revisada, no solo por la Auditoría Superior del Estado de Hidalgo –por cierto bajo la esfera del Congreso local–, sino por la Auditoría Superior de la Federación, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, entre otros entes públicos y privados. La decisión de los magistrados de la segunda sala además es histórica porque sienta precedentes y protege a instituciones de educación superior de la tentación de poderes externos, respecto a interferir en su vida interna. Una victoria para la UAEH y las instituciones de educación superior de todo México. De filón. Organizaciones de la sociedad civil que estudian la trata de personas en México alertaron que Hidalgo, junto con otras seis entidades del país, es considerada zona de “enganche” para personas víctimas de trata. En la tierra de los hechos aislados, sin duda debe ser motivo de preocupación para todos.

Comentarios