Inicio Economía Autorizan ducto Tuxpan-Tula

Autorizan ducto Tuxpan-Tula

301

Ya cuenta con el permiso de la Comisión Reguladora de Energía

Invex Infraestructura reconoce que existe el riesgo de robo de combustible, el cual enfrenta Pemex, sin embargo, su proyecto contará con tecnología y la protección de una compañía internacional de seguridad

AGENCIA REFORMA
Ciudad de México.- El poliducto Tuxpan-Tula, a cargo de la mexicana Invex Infraestructura, ya cuenta con el permiso de la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

El regulador informó ayer que le otorgó a dicha empresa el primer permiso de transporte de acceso abierto de petrolíferos para la construcción de dicho proyecto, en el cual se invertirán 16 mil 175 millones de pesos.

“Con el permiso aprobado por la CRE, Invex Infraestructura está en condiciones de continuar con los trámites para iniciar la construcción del ducto”, resaltó a través de un comunicado.

El poliducto tendrá una capacidad operativa de 120 mil barriles para transportar gasolinas, diesel y turbosina para abastecer principalmente al centro del país, detalló en el documento.

La CRE resaltó que la operación de ese poliducto se sumará a la capacidad que tiene Pemex Logística en los ductos Tuxpan-Poza Rica y Poza Rica-Tula.

Se estima que la construcción del proyecto, también conocido como Sistema Tajín Pipeline, tomará alrededor de 40 meses.

Reforma publicó que Invex Infraestructura planea que el ducto arranque operaciones en el segundo trimestre de 2020, lo cual lo convertirá en el primer proyecto privado funcionando en la zona.

Sin embargo, la expectativa de la empresa mexicana es arrancar las importaciones de combustibles a partir del segundo trimestre de 2019 en Tuxpan, Veracruz.

La empresa estima que para esa fecha ya operará el muelle y tanques de almacenamiento, por lo que transportarán combustibles hacia Tula, Hidalgo, por rueda mientras está listo su poliducto.

Invex Infraestructura reconoce que existe el riesgo de robo de combustible a ductos, el cual enfrenta Pemex, sin embargo, su proyecto contará con tecnología y la protección de una compañía internacional de seguridad.

La CRE informó que había tres proyectos de poliductos privados que irían de Tuxpan hacia el centro del país, incluyendo el sistema Tajín Pipeline.

Aparentemente el proyecto de Invex Infraestructura es el único que sigue en marcha.

Monterra Energy, la empresa detrás de uno de los poliductos, confirmó que ya no estaba involucrada en el proyecto para el que había previsto una inversión de 600 millones de dólares.

Según fuentes, la canadiense TransCanada también decidió frenar el poliducto que iría de Tuxpan hacia el centro del país.

La inversión que se había estimado era de 800 millones de dólares, incluyendo una terminal marina y otra de almacenamiento y reparto.

La CRE también informó que se prevé la construcción del poliducto Frontera-Norte, que cruzaría de Texas, en Estados Unidos, hacia Monterrey, Nuevo León.

Además, del New Burgos Pipeline, que iría de Texas hacia la terminal de Burgos, en Tamaulipas.

Comentarios