El gobernador hidalguense dijo que tampoco deberán preocuparse por

Pachuca.- Además del ahorro que representa dejar de gastar en gasolina, quienes adquieran un auto eléctrico JAC tendrán como incentivo que no pagarán impuesto sobre automóviles nuevos (Isan) ni tenencia, destacó el gobernador hidalguense Omar Fayad Meneses.

Después de la presentación de la nueva serie de autos eléctricos fabricados en Hidalgo, el mandatario estatal recordó que lo que anunció como un sueño en 2017 ahora es una realidad, “para este año estamos hablando de 10 mil JAC producidos en Ciudad Sahagún, y todos vendidos; creo que ha sido un éxito”.

Indicó que los autos están más al alcance de los bolsillos de la población, ya que “una vez que hagan la operación de cuánto van a ahorrar de gasolina y de los incentivos que significa tener auto eléctrico, porque no pagan Isan, no pagan tenencia, y tienen muchos incentivos federales, estatales, hay incentivos fiscales, más el ahorro, le va resultar a las familias muy interesante”.

Fayad Meneses comentó que en vez de comprar un vehículo de gasolina que cuesta 350 mil o 400 mil pesos, les resultará más interesante comprar un automóvil de 500 mil pesos que en tres años resultará una inversión importante por el ahorro e incentivos que tendrán.

También subrayó el beneficio al medio ambiente por la reducción de emisiones de dióxido de carbono (CO2), por lo que, dijo, pretenden que las entidades federativas hagan programas de incentivos al transporte público, para que los taxis sean eléctricos.

“Son ideales para la ciudad, tienen el tamaño ideal del tipo de taxi que se usa en Pachuca, las camionetas pueden formar parte de las flotillas de Seguridad Pública, de Obras Públicas, creo que se presenta una buena oportunidad de ir desplazando los vehículos que funcionan con combustibles fósiles que contaminan terrible al medio ambiente”, refirió.

Respecto de la recarga, comentó que también hay incentivos en el precio del costo de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para quienes pongan sus cargadores de vehículos eléctricos, que están dotados de dos tipos de carga, carga rápida en una hora y lenta en siete horas con autonomía hasta de más de 500 kilómetros.

“Significa que pueden realizar un viaje desde la Ciudad de México hasta Acapulco con una sola carga y a un costo infinitamente menor, porque una carga con los incentivos que tiene cuesta aproximadamente 131 a 137 pesos, comparado con lo que gastarían en un tanque de gasolina que sería quizá dos o tres veces más”, explicó.

La noche de ayer, directivos de Giant Motors (GM) y el gobernador hidalguense encabezaron en la Ciudad de México el lanzamiento de los vehículos eléctricos JAC, totalmente fabricados en Ciudad Sahagún, siendo la primera línea completa ensamblada en México.

Omar Fayad Meneses,Autos eléctricos,impuestos

Comentarios