Avala Coparmex eliminar ISR en salarios menores a $10 mil

493
SLARIOS

Pachuca.- Por considerar que es una propuesta que beneficiaría a los trabajadores, el presidente de Coparmex Ricardo Rivera Barquín avaló la propuesta que realizará el Imco de eliminar la tasa de impuesto sobre la renta (ISR) y cuota fija para los trabajadores que ganan 10 mil 298 pesos o menos.

En entrevista el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) declaró que “es buena la propuesta, pero son temas que tienen que pasar por las autoridades, igual que el planteamiento que tenemos nosotros del incremento al salario mínimo y que aún no puede concretarse”.

La semana pasada, el Imco presentó la citada propuesta que podría beneficiar a 15.5 millones de trabajadores asalariados, equivalente a 74 por ciento de los inscritos al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) e Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

El análisis del Imco considera que se elimine la tasa impositiva para los primeros cinco rangos de ingresos de la ley del ISR.

La propuesta tiene por objetivo ofrecer un esquema de recaudación de ISR que reduzca el costo de la formalidad para los asalariados, es decir, incentivar la formalidad y beneficiar el poder adquisitivo de los rangos salariales inferiores.

En ese contexto, Coparmex informó que el sector patronal propondrá elevar el salario mínimo de 80.04 a 95.24 pesos diarios en la próxima sesión de la Conasami, que se realizará el miércoles.

Con ese salario, todas las personas que trabajan en la economía formal alcanzarían la línea de bienestar establecida por el Coneval, aseguró Gustavo de Hoyos, presidente de Coparmex.

El líder empresarial detalló que esa propuesta plantea que el incremento sea definido en pesos (no a través de un porcentaje) bajo el mecanismo denominado monto independiente de recuperación (MIR) y sería aplicable únicamente al salario mínimo general (SMG), de la misma manera que se instrumentó en diciembre de 2016.

Ese mecanismo independiente del resto de los incrementos a los salarios mínimos y contractuales permite acelerar en forma diferenciada el proceso de fortalecimiento del poder adquisitivo y el bienestar de los cerca de 488 mil trabajadores que reciben el salario mínimo, es decir, de quienes menos ganan en la economía formal.

“El retraso en la adopción de la resolución tendiente al alineamiento del salario mínimo a la línea de bienestar ha sido injustificado. Más allá de las presiones de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público o de las posturas irreductibles del Banco de México, esperamos que la Conasami cumpla ya con su mandato”, subrayó De Hoyos.

Comentarios