Avala gobernador suspensión de tala de árboles en Tula

590
gobernador

Tula.-

Entrevistado sobre el tema de la tala de árboles en Tula, el gobernador Omar Fayad Meneses dijo que la posición del gobierno es muy clara en favor del medio ambiente y en apoyo de la población. Por su parte, el secretario de Gobierno Simón Vargas Aguilar se pronunció a favor de que el proyecto se haga como está planeado y de acuerdo con la ley.
Al ser cuestionado sobre el tema, relacionado con el proyecto de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) que pretende derribar cerca de 8 mil árboles como parte de los trabajos de revestimiento del río Tula, el mandatario expresó que “no podemos andar cortando árboles así nada más”.
Mencionó que la posición del gobierno es muy clara en favor del medio ambiente y en apoyo de la población; “le he pedido al presidente municipal que siga de cerca el asunto para que tomemos las acciones necesarias, habremos de hacer lo que esté a nuestro alcance y trabajar con las autoridades municipales y federales para poder darle la mejor solución”, explicó.
Tras una protesta realizada por habitantes de Tula, el gobierno municipal acordó suspender no solo la tala de árboles, sino también la obra que realiza la Conagua.
Sin embargo, previo a la entrevista con el gobernador, el secretario de Gobierno Simón Vargas refirió que es necesario que los habitantes de Tula conozcan en realidad en qué consiste la obra de la Conagua.
A pregunta expresa sobre a quién respaldará el gobierno estatal luego que la administración de Tula decidió suspender la obra, Simón Vargas indicó que no se trata de respaldar a uno u otro, sino que el proyecto se realice de acuerdo con la ley.
Según el funcionario, los trabajos que pretende realizar la Conagua son necesarios, así como que el proyecto se haga como está planeado y de acuerdo con la ley, para beneficio de los hidalguenses.
“Es una obra necesaria que nos la comentaron en todos los órdenes de gobierno y que creemos se debe de hacer, pero enterando e informando a la ciudadanía de los daños que van a haber, pero de los daños que se van a reponer.”
Agregó que no contemplan modificaciones al proyecto, ya que este menciona que los árboles derribados serán repuestos de acuerdo con lo que la ley establece.
Ante el rechazo de la población, comentó que este se enfrentará con información; “cuando se conoce el proyecto se ven los beneficios que va a traer, ya que es una obra muy necesaria para el estado, si esta no se ejecuta habrá efectos negativos no solo para la gente de Tula, sino para la región, pensando en el futuro”.
Los beneficios, reiteró el secretario de Gobierno, no serán para la población de la Ciudad de México, sino para los habitantes de Tula, al tiempo que enfatizó que la obra cuenta con los permisos de ley y de impacto ambiental.

  • En contraste, el secretario Simón Vargas dijo que el proyecto debe llevarse a cabo conforme a la ley

Comentarios