MAYOLO LÓPEZ Y CLAUDIA GUERRERO / AGENCIA REFORMA
Ciudad de México

Con 98 votos a favor, siete en contra y una abstención, el Senado de la República aprobó el empleo de la mariguana con fines medicinales y terapéuticos con reformas a la Ley General de Salud.
El grueso de los senadores saludó la aprobación, pero reconoció que se quedó corta y no satisfará las necesidades y dolencias de epilépticos, pacientes con cáncer y síndrome de inmunodeficiencia adquirida.
Dos horas antes, un grupo de madres y padres se presentó en el Senado para cuestionar los alcances de la reforma, en razón de que consideraron que el acceso al fármaco será muy restringido.
La senadora independiente Marta Tagle puntualizó que los enfermos no podrán sembrar la planta y tendrán que esperar meses o años a que la Cofepris autorice las importaciones del producto.
“Desde el punto de vista de los pacientes esta reforma no es solamente un pequeño paso. Es un minúsculo paso que se pierde en miles de hojas. Es mentira que esta reforma vaya a posibilitar realmente el acceso que requieren las personas al uso médico y terapéutico de la cannabis medicinal”, sostuvo.
“Es una mariguanada”, protestó la petista Layda Sansores.
Los senadores Armando Ríos Piter (PRD) y Mario Delgado, de Morena, señalaron que la iniciativa se había quedado “corta” al no ir más allá de lo que concierne al aspecto de salud pública.
Por el PAN, Roberto Gil Zuarth advirtió que pudo haberse hecho más e indicó que permanecerán en la cárcel miles de campesinos o consumidores no habituales de la mariguana por haberse quedado en cinco gramos el peso permitido por la legislación.

Comentarios