Avanzan fondos en EU… sin DACA

118
daca

La Cámara Baja aprobó ayer una Ley de Gastos temporal que permite al gobierno federal tener fondos para operar hasta el 19 de enero, aunque no se incluyó un alivio migratorio para los jóvenes indocumentados beneficiados por el programa

César Velázquez Felipe / Agencia Reforma
Washington
La Cámara Baja de Estados Unidos aprobó ayer una Ley de Gastos temporal que permite al gobierno federal tener fondos para operar hasta el 19 de enero, aunque no se incluyó un alivio migratorio para los jóvenes indocumentados beneficiados por el programa DACA.
Con 231 votos contra 188, la mayoría republicana en la Cámara Baja, y un puñado de demócratas, avaló la Ley de Gastos temporal y se esperaba que el Senado haciera lo mismo, con lo
que se lograría evitar un cierre del gobierno federal
a partir de hoy.
La medida tampoco incluye fondos para la construcción del muro en la frontera con México.
Con la posibilidad de que la minoría pueda bloquear la propuesta en el Senado, la ley no ofrece ningún alivio para los 689 mil jóvenes indocumentados beneficiados por el programa DACA, creado en 2012, y al que el presidente Donald Trump le puso fecha de expiración a partir del 5 de marzo de 2018.
A pesar de las de fuertes movilizaciones de los jóvenes indocumentados, senadores demócratas de estados rurales han dicho que aun cuando la ley no incluye un alivio migratorio, no se arriesgarían a votar en contra de ella ante el riesgo de ser culpados de un cierre del gobierno.
Desde el miércoles, la mayoría republicana en el Senado aseguró que el debate sobre una solución a los jóvenes indocumentados, conocidos como dreamers, solo podrá darse hasta enero de 2018, lo que el movimiento promigrante había señalado como muy tarde.
Además de un gasto regular a niveles del año fiscal 2017, la Ley de Gastos incluye una ampliación temporal del seguro médico para niños de pocos ingresos, conocido como CHIP, y una ampliación de los poderes de espionaje de ciertos extranjeros.
Por separado, la misma Cámara Baja aprobó un fondo de ayuda por 81 mil millones de dólares para Texas y Puerto Rico, afectadas por los recientes huracanes, así como para los estados afectados por los incendios forestales, como California.

Comentarios