Ayudará reforma de EU exportación: Index

133
Index

 

Ulises Daniel Díaz Mercado / Agencia Reforma
Ciudad de México
La reducción de impuestos y la mayor deducibilidad de gastos en Estados Unidos, a partir de la reciente reforma fiscal, ayudará al consumo de productos hechos en México, dijo Luis Aguirre Lang, presidente del Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (Index).
Si bien la aprobación de la reforma fiscal fue súbita, ya que se decidió que las reglas entrarán en vigor en 2018 en lugar de 2019 como era la propuesta original, y lo cual habría permitido una adopción gradual de los cambios, hay algunas cosas que podrían jugar a favor de la industria mexicana.
“La reducción de impuestos y la deducibilidad de gastos en personas físicas podría impulsar una mayor demanda de nuestros productos en el extranjero”, explicó el recién nombrado presidente de Index en conferencia de prensa.
En esa propuesta incluyeron algunos puntos que podrían afectar al sector productivo del país, que van desde la reducción de la tasa del impuesto corporativo, de 35 a 21 por ciento, y planes para repatriar las utilidades con un gravamen bajo, lo cual pretende incentivar que capitales regresen a EU.
Ante eso, uno de los quehaceres, tanto del gobierno mexicano como de la industria, será cómo resolver para que esta demanda que crecerá de productos terminados pueda traducirse en un modelo de inversión para ampliar las líneas de producción.
“Ante un modelo de alta motivación e incentivos en EU para retener allá las utilidades y que no salgan de ese país, es donde tenemos que ser creativos para cómo le vamos a hacer para que México siga siendo atractivo en la atracción de inversión, sea en la capacidad instalada que ya tenemos o en nuevos negocios”, precisó Lang.
Esos cambios en el sistema fiscal estadunidense deberán ser también la oportunidad, a partir de la presión externa, de hacer una revisión del presupuesto de ingresos y egresos del próximo año, reducir los gastos no productivos e incentivar las inversiones productivas en el país.
“Yo le apostaría desde el sector industrial al desarrollo de talento, en revisar el tema de la deducibilidad de prestaciones que favorezca la reconversión del talento humano, en el tema de la innovación de patentes, marcas y diseños, inversión de bienes de capital e incentivar la parte de reducir la tasa de los impuestos sobre las utilidades cuando estas sean reinvertidas en procesos productivos”, precisó.

Comentarios