Como ya se anticipaba, integrantes del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Municipio de Pachuca (SUTSMP) decidieron ayer irse a huelga. La oferta que hizo la alcaldesa Yolanda Tellería al pliego petitorio muestra, según el líder del SUTSMP Percy Espinosa Bustamante, el desinterés del ayuntamiento por la clase trabajadora. Con la decisión de la asamblea de la SUTSMP, la alcaldía capitalina tendrá que prepararse para trabajar sin la ayuda de mil 429 sindicalizados, que significan 35 por ciento de su plantilla laboral, principalmente de las áreas de parques y jardines, barrido y panteón municipal. Ayer, coincidentemente, la alcaldesa Yolanda Tellería Beltrán salió a barrer y limpiar una calle del centro de la capital, como parte del programa Limpiando tu casa. ¿Qué pasaría si de repente deja de pasar el camión de la basura por las calles de Pachuca? Recordemos las crisis que han sufrido algunas ciudades mexicanas, como sucedió en Cuernavaca hace siete años, cuando los desechos no pudieron ser depositados en el relleno sanitario acostumbrado y se fueron acumulando en las calles de la capital de Morelos. ¿Puede pasar algo así en Pachuca? Al menos la presidenta municipal ya tiene plan B: sacar a trabajadores de confianza del ayuntamiento para recoger la basura, lo cual podría funcionar unas tres semanas, aunque a largo plazo es insostenible. La única solución real es que ambas partes se sienten a negociar con cifras asequibles. Espinosa Bustamante no puede mantenerse en una postura intransigente cuando la mayoría de los gobiernos locales está revisando de qué manera pueden ahorrar recursos. De filón. Y ya que hablamos de tiempos de vacas flacas, la contralora del gobierno estatal Citlali Jaramillo Ramírez fustigó la decisión del Instituto Estatal Electoral (IEE) respecto a renovar su parque vehicular con automóviles cuyos precios van de los 259 mil a los 892 mil pesos.

Comentarios