Azota tormenta a India; mueren 91

176
TORMETA
Las tormentas de polvo interrumpieron la electricidad, arrancaron árboles, destruyeron casas y mataron ganado

Otras 160 personas resultaron heridas

Agencia Reforma / Ciudad de México
Al menos 91 personas fallecieron y otras 160 resultaron heridas tras las tormentas de polvo que afectaron los estados de Rajastán y Uttar Pradesh, en la República de la India, reportaron ayer autoridades locales.
Las tormentas interrumpieron la electricidad, arrancaron árboles, destruyeron casas y mataron ganado.

Muchos de las personas que murieron estaban durmiendo cuando sus casas se derrumbaron después de ser golpeadas por intensas ráfagas de rayos.
Según el comisionado de Emergencias de Uttar Pradesh Sanjay Kumar, en Agra, donde está el Taj Mahal, las rachas de viento alcanzaron los 130 kilómetros por hora. Ahí, 36 personas murieron, aunque las autoridades creen que el número de muertos podría aumentar.
Las tormentas de polvo son comunes en esa parte de la India durante el verano, pero la pérdida de vidas en esa escala es inusual.

Equipos de emergencia trabajan para restaurar la electricidad en los hogares después de que se derribaron entre 200 y 300 postes de electricidad durante la tormenta.
La ministra principal de Rajastán Vasundhara Raje reportó en su cuenta oficial de Twitter que las autoridades competentes se dirigían a las áreas afectadas para comenzar el trabajo de ayuda.
“Un incidente desafortunado, estamos cooperando estrechamente con las autoridades locales para mitigar la situación”, publicó Raje, quien ordenó iniciar de inmediato las labores de ayuda y restauración.

El gobierno del estado también anunció que las familias de los muertos recibirán 400 mil rupias (alrededor de 6 mil dólares) como compensación.
La tormenta también golpeó la capital, Nueva Delhi, a más de 100 kilómetros de distancia, junto con fuertes lluvias a última hora de la tarde del miércoles.
Además, varios vuelos fueron cancelados en el aeropuerto internacional Indira Gandhi debido a la visibilidad reducida.

Comentarios