Baja a los perros del ring

257
perros

Ana Cristina Vargas / Agencia Reforma

Ciudad de México.- “Sí, lléveselo, de todas formas ya se va a morir”, así le han respondido a Rosa María Quezada cuando un perro pitbull ya no puede pelear más.

Esta abogada lleva más de una década rescatando y rehabilitando a canes American Pitbull Terrier, protagonistas de peleas clandestinas desde hace mucho tiempo.

“Es una raza que está muy estigmatizada y es muy maltratada porque no hay una tenencia responsable”, lamenta Quezada.

“En los tianguis los venden a 200 pesos”.

La trinchera de esta rescatista es el municipio de Aguascalientes, donde las peleas de perros son un secreto a voces, difícil de comprobar para quien no se involucra en el delito.

En Aguascalientes como en otras 27 entidades de la República está prohibido provocar peleas entre animales, con excepción de las peleas de gallos.

Los Negritos, el área de Pericos, La Barranca, Los Huerta, La Gómez Portugal son las zonas y colonias en donde las “topas”, como se le llama a las peleas callejeras, se llevan a cabo, de acuerdo con Quezada.

“Conozco los puntos donde lo hacen. Me han mandado videos de gente que las toma in fraganti, porque las hacen en la vía pública, incluso los policías cierran las calles, cuando hay policías que pelean a sus perros”, acusa la activista.

En los 11 años que lleva realizando esta labor, Quezada ha rescatado cientos de perros pitbull. Algunos se los ha encontrado en la calle en situaciones deplorables, con cicatrices en rostro y patas o bañados en sangre. Otros cuantos se los quita directamente a los dueños.

“Al día me llegan de 10 a 15 mensajes para denunciar peleas de perros. En algunas ocasiones, aunque no me lo reporten, voy por colonias donde ya sé que los pelean y me los encuentro. Yo misma se los quito porque sé que la autoridad no me ayuda. El apoyo es nulo”, asevera.

“Soy licenciada en Derecho, entonces los amedrento, les digo que es delito. Optan incluso por dármelos porque ya no les sirven”.

Si bien, algunos de los perros no sobreviven al maltrato cuando son hallados, la mayoría logran ser rehabilitados física y emocionalmente para ser dados en adopción.

Tras su paso por la veterinaria, la hidrocálida lleva a los canes a un club deportivo donde adiestradores los ejercitan y entrenan de tal manera que pierdan la conducta agresiva y puedan socializar tanto con perros como humanos.

“De dos años para acá, llevo rescatados 385 pitbull y ahorita nada más tengo 63, 8 en pensión y 41 adoptables”, precisa.

La lista podría seguir aumentando, pero Quezada asevera que no desistirá.

“Esto nunca acaba, ya empecé la labor”, concluye.

Contáctalos

Éstas son algunas de las organizaciones que investigan el tema de peleas de perros:

+ Amigos Pro Animal

http://amigosproanimal.org/v2/

+ Human Society International Mexico

http://www.hsi.org/world/mexico/

+ Rosa María Quezada

https://www.facebook.com/rosyy.quezada?fref=ts

 Ubícalo

Aunque se cree que los American Pitbull Terrier son perros agresivos, en realidad se trata de una raza adaptable y de temperamento equilibrado.

> Es una raza originaria de Estados Unidos y descendiente del Bulldog inglés original.

> Los machos llegan a medir hasta 48 centímetros y pesar hasta 28 kilos.

> Las hembras llegan a medir hasta 45 centímetros y pesar hasta 23 kilos.

> Algo particular de esta raza es que puede ser de cualquier color, pero con el pecho blanco.

 

ASÍ LO DIJO

“Las peleas aquí en Aguascalientes son el día a día. Es muy lamentable”.

Rosa María Quezada

Abogada y rescatista de perros pitbull

No votes yet.
Please wait...

Comentarios