Baja participación ciudadana representa desafíos para la gobernabilidad: especialistas

554
desafíos participacion

Pues no logró siquiera el 50 por ciento

Pachuca.- La baja participación de la ciudadanía durante el proceso electoral, que si bien superó las expectativas, no logró siquiera el 50 por ciento, representa desafíos para la gobernabilidad de los próximos presidentes municipales, consideró el experto en política Eduardo Lizama Carrasco.

En entrevista con este diario, el maestro en sociología política e investigador de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) opinó que el 48.9 por ciento que se logró en estos comicios locales siguen siendo una participación débil, pues quien gana lo hace solo con aproximadamente el 20 o 18 por ciento del total del padrón electoral.

“Esto siempre genera desafíos para la gobernabilidad, fundamentalmente porque desearíamos que fuera una mayoría más robusta y que a partir de esa mayoría también se pudiera garantizar la gobernabilidad.”

No obstante, reconoció que era esperable que se alcanzarán esos números, ya que la elección supuso costos para participar más altos, los cuales “estaban dados por la presencia de la pandemia del Covid-19, que suponía en un análisis racional de los electores, que existían riesgos para acudir a votar”.

Precisó que aunque se rebasaron ciertas expectativas que auguraban que la participación podría rondar el 30 o 40 por ciento, aún están pendientes los umbrales que podrían ser deseables en un proceso electoral municipal, sobre todo porque ese tipo de elecciones son las que generan mayor interés en el electorado, ya que atienden temas locales y compiten personas que se conocen entre sí.

Por ello, enfatizó que los nuevos presidentes municipales tendrán que redoblar esfuerzos, para trabajar más conectados con la ciudadanía en modelos de políticas públicas participativas y en planes de desarrollo que tengan ese enfoque, porque no pueden desconocer que al ser tan poca la participación, todavía existe un rezago en el ámbito de legitimidad.

“Sin embargo, eso se recupera planteando el desafío de estimular mecanismos de participación, ya dentro de las propias administraciones públicas, y esto va a ser un desafío precisamente porque la ley marca una temporalidad para presentar los nuevos planes municipales de desarrollo.”

Por otra parte, el especialista opinó que, sin lugar a dudas, la homologación de los procesos electorales significaría un incentivo para la participación ciudadana, pues contrario a ello, tener elecciones recurrentes genera agotamiento y cansancio en el electorado.

“Creo que será un desafío de la próxima reforma electoral en el sentido de que tiene que ver con el incentivo a la participación ciudadana, y cuando los ciudadanos son convocados por más cosas o por más votaciones, hay un incentivo mucho mayor para ir a participar y votar.”

Aunque se rebasaron ciertas expectativas que auguraban que la asistencia podría rondar el 30 o 40 por ciento, aún están pendientes los umbrales que podrían ser deseables en un proceso electoral municipal

De interés

Comentarios