La tecnología sigue su voraz crecimiento y el sistema financiero no se ha escapado, su impacto además de favorecer a quienes participan cómo los bancos, empresas asociadas al mercado, las instituciones gubernamentales activas y reguladoras del sistema, pero sobre todo a los consumidores, ahorradores, inversionistas no importa su tamaño. Dichas actividades contemplan un modo innovador derivado del desarrollo acelerado del Internet o la bien denominada web en las últimas seis décadas.

Una más de las innovaciones es el código QR por sus siglas en inglés “quick response”, en la traducción sería “código de respuesta rápida”, es una respuesta rápida entre códigos de barras bidimensionales, fueron llevadas a cabo por Denso Wave por una compañía nipona, en los años de 1990. Permite manejar datos que contienen 4 mil 200 caracteres alfanuméricos, letras y números. El impacto en el mercado es por su capacidad de almacenamiento y su magnitud vertiginosa de lectura, se utiliza en la comunicación satelital, Internet DSL, como corrector de errores Reed-Salomon para Blue-Ray y CD’s.

También el uso de orden gubernamental con el gobierno electrónico para la gestión administrativa de los ciudadanos, empresa e instituciones en diferentes áreas de gobierno y de organismos no gubernamentales (ONG´s), nacionales y extranjeros en servicios de orden político, social y económico con el fin de suprimir la intervención de la presencia física para ser más eficiente para incrementar la colaboración ciudadana con nuevas formas en el uso de innovación tecnológica.

Los usuarios de celular se familiarizaran registrando en la cámara del celular el código y ejecutando acciones cuando se hace una compra o checa el precio, en el supermercado, una tienda departamental, en un cine, se extiende su uso por la facilidad de pagar y cobrar con ese código QR. Tan solo en septiembre de 2020 se han realizado 270 mil 340 operaciones, según el Banco de México se calcula que seis de cada 10 personas realizó alguna transacción financiera desde su celular hace unos segundos, con una práctica positiva del 90 por ciento y que cambiara sus hábitos de pago. El 54 por ciento utilizó ese código virtual, mientras que un 46 por ciento solo utilizó la app de algún banco. De ese 54 por ciento, el 59 son centennials, es decir, tienen entre 18 y 25 años, mujeres hombres, y aumenta en la población de mayores de 40 años.

Esa novedosa aplicación permite el acceso a una página web, redes sociales como Twitter o a un micrositio comercial. Coexisten una serie de casos de éxito en diferentes partes del mundo en Japón en Europa y en Estados Unidos en la industria, el comercio, turismo.

Grandes empresas del sector financiero tradicional están convirtiendo sus sistemas para salir a competir fuerte en un segmento que solo en China es de unos 5 billones de dólares al año. En el caso de los cuatro bancos privados nacionales más importantes de México presentaron una plataforma digital que permitirá realizar pagos y transferencias. Existe un programa en desarrollo denominado cobro digital (CoDi) del Banco de México, que permite recibir cobros con la lectura de códigos QR a través del celular y una cuenta bancaria, sin usar dinero ni tarjetas de crédito o débito, el sistema estará libre de comisiones para el negocio y clientes, cuyo tope de transacción es de 8 mil pesos.

En diferentes economías millones de personas aceptan el sistema de transacción monetaria, renunciando al uso de billetes y monedas, esas son algunas ventajas para el sistema financiero del país. Para México ha sido un reto reducir el uso de efectivo y disminuir al mismo tiempo colocar dinero legal por las autoridades monetarias del Banco de México, genera un gran ahorro para las finanzas públicas mexicanas. Asimismo, podría ser una medida contra la corrupción y combatir el lavado de dinero rastreando de donde viene y a donde va, ya que si no sabes el origen destino de este es fácil evadir impuestos directos, entre otros.

Se hace presente la desconfianza ante mecanismos de seguridad vs inseguridad sobre todo por la estructura endeble del sistema de pagos interbancario SPEI, los sistemas que se dispone en la actualidad. El reto es saber si el gobierno y la banca privada están listos para dar confianza a los usuarios y esa una acción técnica más que cultural.

¡Estás listo para usar el QR! [email protected]

Comentarios