Dice el presidente de la prestigiada organización Servicios de Inclusión Integral y Derechos Humanos (Seiinac) Rafael Castelán Martínez, que atrás de los feminicidios y desaparición de mujeres en la región Tula-Tepeji podría estar una banda de trata de personas. Su conclusión no está construida en el vacío: proviene de testimonios de los propios pobladores, quienes no solo están preocupados por lo que ocurre en su tierra, sino que se encuentran activos, no solo en redes sociales, sino a través de movilizaciones en las calles, como ha ocurrido durante los últimos tres fines de semana en Tula, Tlahuelilpan y Mixquiahuala. Frente a la ola de violencia, que se expresa en 37 muertes violentas de mujeres durante 2020, preocupa la falta de una estrategia clara y contundente para frenarla. El propio Castelán Martínez pregunta: ¿cuál es el plan que las autoridades están elaborando? La respuesta es que no hay luz sobre lo que está pensando hacer el gobierno estatal. Lo que hay son declaraciones de funcionarios a los medios de comunicación diciendo que están investigando y que no pueden dar detalles de sus indagatorias por respeto al debido proceso. Más allá de eso, no hay nada. Y mientras tanto, quienes no se duermen en sus laureles son las organizaciones de la sociedad civil, que ya planean otra movilización, ahora en la capital del estado. Las marchas feministas que atestiguamos a principio de este 2020 están más vigentes que nunca. Y si se detuvieron en el transcurso del año no fue porque la violencia nos haya dado una tregua, sino porque la crisis sanitaria nos sorprendió. De filón. El regreso a clases de ayer fue atípico. No hubo prisas ni calles saturadas de vehículos con infantes peinándose o desayunando en el trayecto para ganar tiempo. Lo que hubo fueron problemas técnicos en las computadoras que no podían conectarse a la videollamada; antenas que no recibían bien la señal de televisión digital. Una realidad que se adelantó al futuro. Adaptarse o morir, dice la máxima, que hoy suena más vigente que nunca.

Comentarios