Pachuca.-

El hartazgo contra el Partido Revolucionario Institucional (PRI) es una realidad, sobre todo en una región en donde todos los daños de las reformas estructurales aterrizaron, por lo que la sociedad ya está más que convencida de que su única alternativa es buscar un cambio verdadero, así lo considera Ricardo Baptista González, quien compite como candidato de Morena a diputado local por el distrito de Tula.
A casi dos meses de iniciada la contienda electoral, el aspirante por Movimiento Regeneración Nacional (Morena) platicó que el recibimiento por parte de la población ha sido gratificante en las localidades que ya recorrió, principalmente producto de la necesidad generalizada que existe en esa región y en el país, de escuchar propuestas diferentes, pero sobre todo, que les “devuelvan la esperanza”.

En estos días de campaña,
¿qué le ha externado la sociedad?

“En primer lugar, el hartazgo de los engaños, porque la gente sigue diciendo que le mintieron, que no le cumplieron, que los candidatos solo se aparecen en las campañas y nunca regresan, por eso la gente no quiere saber más del PRI, sobre todo por los impactos de las reformas, como la energética, que en el caso particular de mi distrito nos pegó terriblemente, porque se perdieron miles de empleos en la refinería que además ahora trabaja a 30 por ciento de su capacidad, sumado a que no hay inversión y la poca que existe es de compañías que además contratan con mano de obra barata, sin contar que bajaron los salarios que en Tula siempre fueron muy buenos.
“Y lo mismo ocurrió con la CFE (Comisión Federal de Electricidad), porque la termoeléctrica de Tula está obstaculizada en su inversión y mantenimiento, ya que por principio, este no existe, es nulo; además, también hubo centenas de trabajadores despedidos y trabaja a mucho menos de su capacidad, sin hablar de que existen riesgos para los trabajadores precisamente porque no hay mantenimiento y son plantas muy delicadas, pero lo peor, es que fueron descuidadas a propósito con el objetivo de prepararlas para ser entregadas a la iniciativa privada.
“Asimismo, todo eso afecta a la población en general porque las tarifas de la luz no bajaron, primero fueron altísimas y después dijeron que bajaron, pero si lo medimos con los precios que teníamos en 2013 la realidad es que están muy arriba, nunca bajaron; y la gasolina lo mismo, está fuera de control, y los efectos se sienten en el pasaje y en todo, por eso la gente está muy molesta y tiene razón de estarlo, y por eso tenemos que actuar para impedir que esas cosas sigan pasando.”

No entienden la realidad del estado, van con las mismas mentiras, con los mismos ofrecimientos”, motivo por el que explicó cómo realiza lo que llamó una “campaña de contraste para que la gente se dé cuenta quiénes son ellos y quiénes nosotros”

Pero además, Baptista González asevera que la población está cansada de los compromisos que anteriores administraciones hicieron en campaña y que nunca se cumplieron, como “el aeropuerto que Peña Nieto afirmó que haría en Tizayuca o la refinería de Tula, proyectos que incluso dejaron endeudado al estado y de los cuales nunca dieron cuenta los gobernantes”.
Por eso, afirma que los hidalguenses ya no quieren saber más del PRI y que, incluso, a los candidatos de ese partido les ha ido mal en el distrito Tula porque “no entienden la realidad del estado, van con las mismas mentiras, con los mismos ofrecimientos”, motivo por el que explicó cómo realiza lo que llamó una “campaña de contraste para que la gente se dé cuenta quiénes son ellos y quiénes nosotros”.
Pero también, el aspirante morenista asegura que cuenta con una ventaja que le permite llevar de mejor manera su campaña, pues él ya fue alcalde de Tula en el periodo 1997-2000, lo que le permitió dejar un antecedente con una sociedad que “difícilmente olvida cuando algo se hace bien o mal.
“Podríamos decir que tengo la ventaja de que fui presidente municipal y la gente sabe que con muy poco dinero hice muchas obras, a diferencia de quienes siguieron después de mí que incluso dejaron una ola de corrupción reprochable por la ciudadanía; entonces es ese contraste precisamente lo que nos ayuda, porque la gente sabe quién realmente ha visto por sus necesidades y quién se ha dedicado solo a robar.
“Han pasado 18 años de mi administración como alcalde, pero es gratificante ver cómo la gente lo recuerda y me recibe bien, porque se dan cuenta que mientras aquellos se enriquecieron yo sigo siendo un ciudadano de a pie, común y corriente, y sobre todo, no vivo de la política, incluso soy un ciudadano en contra de los políticos y que se organiza con gente en contra de ellos, yo vivo de mi trabajo.”

En ese sentido, ¿qué propone usted para cambiar esas problemáticas?

“Primero necesitamos dignificar el Congreso del estado, aquí no hay una autentica separación de poderes porque no hay alternancia; más de 90 años ha gobernado el mismo partido y no ha permitido una sociedad democrática, por eso el Congreso es arcaico, omiso e inoperante, porque siempre lo ha tenido la mayoría el PRI y siempre para servir a los intereses de los gobernadores cuando su papel no es ese; hay que dignificar la labor legislativa para empezar a hacer la alternancia en Hidalgo porque necesitamos una mayoría que haga contrapeso al poder omnímodo y autoritario del gobernador.
“Pero también hace falta replantear todas las leyes anticorrupción y ambientales, en ese sentido, planteamos crear en la región Tula, que es unas de la más contaminadas en el país, un centro de investigación ambiental de la mano de las universidades; asimismo, nos oponemos terminantemente al ecocidio que Conagua está realizando en el supuesto revestimiento del río Tula, porque tiraron más de mil árboles y no se ha hecho ni siquiera consulta a la población, ni existe un programa integral de saneamiento.
“Por otra parte, está la salud, tiene que hacerse una comisión especial de los efectos dañinos que tiene Tula por su alto índice de muertes de cáncer y enfermedades degenerativas que nunca habían existido, y eso es también una gran responsabilidad del gobierno del estado que oculta las verdaderas cifras de lo que está pasando ahí; además de una revisión a fondo del sistema de salud en el estado, porque es mentira lo que dice el gobernador sobre que todo está muy bien, faltan muchas cosas y existen muchas carencias aún.”
De la misma forma que varios de sus compañeros de partido han manifestado, Baptista González apuesta por vigilar el recurso público que se destina al estado y a cada distrito en particular, pues indica que hace falta “voltear el presupuesto a las regiones, Pachuca no requiere más puentes ni distribuidores ni pasos a desnivel que solo sirve a los gobernantes para presumir que en la capital están haciendo obras innecesarias cuando hacen falta muchas más cosas en otras regiones del estado.
“Yo digo que lo mejor que tiene Hidalgo es que tiene muchos recursos naturales, pero lo mejor son sus recursos humanos, muchos talentos que desgraciadamente tienen que migrar porque aquí no hay oportunidades, por eso, desde el Congreso vamos a revisar las leyes de recursos, de inversión, porque Hidalgo sigue siendo también una isla de ilegalidades donde la clase empresarial igual está molesta, pues solo unos cuantos son los beneficiados.”

¿Y el tema del huachicoleo,
cómo debe combatirse?

“El huachicoleo es un problema real, porque lamentablemente el estado ha llegado a ser líder de tomas clandestinas en el país, lo cual es una vergüenza, pero yo creo que habría que ir a las causas, porque si no atacamos temas como la pobreza, la marginación, la falta de oportunidades, de desempleo y bajos salarios, entonces vemos cómo muchos jóvenes se nos van a ese tipo de crímenes, pero además, el asunto de huachicoleo es un problema de Estado, porque ha sido tolerado por autoridades, incluso de Pemex y de los tres órdenes de gobierno.
“Pero, por otra parte, también hay una población consumidora de esos productos extraídos ilegalmente, porque lo ven como una opción ante el alza de los combustibles, entonces es un problema social que no es fácil de resolver, primero porque las condiciones de pobreza y salud en esa región aumentaron y esa falta de oportunidades es lo que fue orillando a muchas personas a meterse a ese ‘negocio’, entonces, insisto, debemos atacar primero las causas.”

Considerando lo anterior, ¿cómo ve sus posibilidades para el próximo primero de julio?

“Yo creo que esta es la madre de todas las batallas, veo una efervescencia mayor que la de 2006 y 2012, pero similar a 1988 con el ingeniero Cárdenas, quien también triunfó en Tula, aunque hubo fraude en esa ocasión; sin embargo, ahora tenemos la ventaja de que estamos más organizados, en el 88 no se pudo probar el fraude porque no se cubrió ni la mitad de las casillas, pero hoy se van a cubrir al 100 por ciento.
“Entonces, precisamente por esa alta posibilidad de fraude estamos generando los antídotos que ayudarán a inhibir y combatir eso; por ejemplo, hay tres estructuras que están trabajando, la de Morena, la de las circunscripciones y las alianzas, de modo que se evite la compra de votos y otras irregularidades que han ocurrido años anteriores, pero la clave estará el día de la elección, por eso es muy importante que la gente salga a votar y a defender su voto, siendo así nuestro triunfo una realidad inminente.”

Entonces, ¿qué resta por hacer en estos días que quedan de campaña?

“Primero, fue presentarnos con la gente, sobre todo con los más jóvenes que quizá no nos conocían, pero ahora esta etapa es de propuestas, de continuar llevando nuestro mensaje a la sociedad, sobre todo para concientizarla; yo les preguntó ‘qué han hecho las personas por quienes votaron’, porque muchos diputados hidalguenses de la actual legislatura y pasadas votaron a favor de las reformas que más tarde afectaron al estado, ellos son los responsables de esos daños y nunca dieron cuenta de porqué votaron a favor de las reformas de Peña Nieto, siendo que sus efectos pasaron a empobrecer más a nuestra gente.
“Entonces les pregunto, si cuando ellos fueron a visitarlos en campaña les dijeron que votarían esas reformas que nos harían tanto daño, y yo me pregunto, con qué cara pueden hoy los aspirantes de esos partidos pedir el voto cuando hicieron tanto daño, son unos descarados, no tienen vergüenza y por eso la gente ya no les cree y confía en Morena, porque saben que nosotros no los vamos a defraudar.”

Yo me pregunto con qué cara pueden hoy los aspirantes de ese partido pedir el voto cuando hicieron tanto daño, son unos descarados, no tienen vergüenza y por eso la gente ya no les cree y confía en Morena, porque saben que nosotros no los vamos a defraudar”

Comentarios