Barcelona no puede con el Atlético

252
Lionel Messi

Ciudad de México.- Ni las florituras de Lionel Messi pudieron marcar la diferencia a favor del Barcelona en su carrera por La Liga porque una vez más dejaron escapar puntos solo que ahora fue más grave con un empate 2-2 en casa ante el Atlético de Madrid, en un duelo cargado de polémicas arbitrales.

El atípico partido inició con un autogol de Diego Costa. El delantero tuvo una tarde de pesadilla que comenzó cuando no pudo rechazar un centro de Lionel Messi de tiro de esquina, el esférico le pasó por abajo de las piernas y rebotó a la portería en el 1-0 del Barcelona.

Luego al minuto 15 el árbitro Alejandro Hernández Hernández decidió marcar como penalti una barrida de Arturo Vidal sobre el mediocampista Ferreira Carrasco. De inmediato todos los jugadores del Barca, con Messi como líder, se lanzaron al reclamo que fue inútil.

Diego Costa cobró, pero en su tarde de pesadilla el disparo fue atajado por el arquero Marc Ter Stegen. Lo que no resultó inútil fue el VAR que registró cómo el arquero se adelantó y el disparo se tuvo que repetir pese a la molestia de los culés.

Desde el banquillo, el entrenador Diego Simeone dio la orden de cambiar de tirador y esta vez fue el mediocampista Saúl Ñíguez quien acertó desde los once pasos para el 1-1 en la pizarra. Todo en 20 minutos.

Después llegó el show de Messi que inició con un disparo al poste, luego una jugada donde levantó el balón para dejar en ridículo al lateral Lodi que se barrió en vano tratando de frenar al delantero.

Y para completar su tarde consiguió anotar de penal su gol 700 y lo hizo con un remate al estilo Panenka por el centro de la portería mientras el arquero Jan Oblak, tan largo como es se había lanzado al costado izquierdo.

Messi había hecho su parte provocando un gol y anotando otro, pero una vez más la defensa falló y permitió que el cuadro colchonero se acercara al área, suficiente para que el colegiado volviera a decretar penal.

Una vez más Ñíguez se encargó de cobrar y esta vez Ter Stegen estuvo cerca de atajar, tocó el balón pero no logró restarle fuerza y se incrustó en la portería para dejar el 2-2 final. Todo mientras el mediocampista Héctor Herrera se quedaba en la banca de los rojiblancos.

Con el resultado del último choque entre ellos queda la puerta abierta al Real Madrid

Comentarios