Berlín.- La Bundesliga vivirá hoy un duelo entre el Bayern Múnich y el Borussia Dortmund en la jornada 28, con el liderato en juego.

Con dos puntos de ventaja, el Dortmund llegará al Allianz Arena desde lo alto de la clasificación, pero con la amenaza de que una derrota en el clásico número 100 lo haga ceder ante el vigente campeón.

El Bayern había cedido el primer puesto al Dortmund el pasado fin de semana con su empate contra el Freiburg, que permitió al equipo amarillo destacarse ligeramente en cabeza.

El miércoles, los de Múnich tuvieron que sudar muchísimo y esforzarse más de lo previsto para superar los cuartos de final de la Copa de Alemania, con un 5-4 sobre el Heidenheim, de la segunda división, decidido en la recta final del encuentro con un penal transformado en el minuto 84 por Robert Lewandowski.

El Bayern tuvo que jugar ese partido con un hombre menos, por la roja a Niklas Sule en el minuto 15, y se fue al descanso perdiendo 2-1. Tras remontar a 4-2, vio cómo el Heidenheim le empataba 4-4 y lo ponía por momentos contra las cuerdas, hasta que el atacante polaco decidió el choque.

El propio Lewandowski tenía previsto tener una noche tranquila, pensando en el clásico de hoy y había empezado el partido en el banquillo, igual que Kingsley Coman, pero el rumbo preocupante del partido hizo que Niko Kovac recurriera a él para la segunda mitad, en lugar de James Rodríguez y Rafinha.

Más allá de la Copa alemana, la Bundesliga ha pasado a ser la grandísima prioridad del Bayern para este final de temporada, después de su eliminación en octavos de final de la Champions League.

Comentarios