Actopan.- Entre lectura, huapango, rap y fandango arribó a la capilla abierta del exconvento de San Nicolás de Tolentino en Actopan Beatriz Gutiérrez Müller, presidenta de la Coordinación Nacional de Memoria Histórica y Cultural de México.

La investigadora mexicana encabezó los Fandangos por la lectura, una estrategia nacional para fomentar entre los jóvenes la lectura. En el evento hubo poemas de Margarita Michelena y Efrén Rebolledo.

Gutiérrez Müller no ofreció ningún discurso, únicamente pidió a los asistentes respirar lentamente para guardar silencio y poder escuchar los poemas en voz de quienes integraban el presídium.

“Si paramos el ruido paramos muchas cosas como el insulto, la ofensa y las groserías. Entramos en el silencio que permite comprender palabras, que no tiene más función que la comunicación.”

Junto con el gobernador del estado Omar Fayad abrieron la ronda con el poema “Cuando yo digo amor” de Margarita Michelena. Poco a poco, cada uno de quienes integraban el presídium iban leyendo uno; del que decepcionaron los secretarios de Educación y Cultura, Atilano Rodríguez y Olaf Hernández, a quienes les costó darle énfasis a las estrofas.

Simón Vargas no lo hizo mal y el alcalde de Actopan Héctor Cruz “le echo ganas”, pero los que más sorprendieron fueron los estudiantes que dieron muestra de sus habilidades para interpretar la poesía, junto con algunos docentes.

  • También estuvieron presentes el gobernador Omar Fayad, los secretarios de Educación y Cultura, Atilano Rodríguez y Olaf Hernández, el alcalde Héctor Cruz, entre otras autoridades

Comentarios