La chef sensibilizó a estudiantes de las licenciaturas en turismo y gastronomía sobre el tema

San Agustín Tlaxiaca.- “La gastronomía empieza en casa; sigue siendo la base y la raíz de nuestra cocina”, expresó la chef Betty Vázquez, reconocida cocinera y jurado del programa “Master Chef México”, quien impartió la Cátedra Nacional de Gastronomía, de la Asociación Mexicana de Centros de Enseñanza Superior en Turismo y Gastronomía (Amestur).

Lo anterior, fue en el Instituto de Ciencias Económico Administrativas (ICEA) de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), donde la chef sensibilizó a estudiantes de las licenciaturas de turismo y gastronomía sobre la importancia de la cocina.

Previo al inicio de la cátedra, el director del ICEA Jesús Ibarra Zamudio agradeció la presencia de la chef en el marco de la celebración de los 150 años de vida institucional de la máxima casa de estudios de Hidalgo.

Por su parte, José Luis Isidor Castro, coordinador de la cátedra, explicó que la comunidad científica y académica de la Amestur se honra en sumarse a los festejos; agregó que seguirán trabajando de manera conjunta con los programas educativos de gastronomía y turismo de la UAEH, en beneficio de los estudiantes.

Luego de instaurar la cátedra, Betty Vázquez tomó el micrófono y compartió con el estudiantado su experiencia y consejos que han sido recabados durante su trayectoria en la cocina y el turismo; en ese sentido, dijo que ambas disciplinas deben ser observadoras de lo que necesita la sociedad, los profesionales se vuelven los proveedores para resolver las necesidades de los seres humanos.

“La gastronomía es la historia de la humanidad, lo que hemos comido es lo que ha hecho al ser humano, ¿qué nos depara el futuro? Grandes sorpresas, proteínas dobladas para astronautas, nuevos productos. Lo que no debe de cambiar es el concepto de gastronomía, es una ciencia ligada a todas las ciencias”, expresó a los asistentes.

Aconsejó al alumnado a realizar visitas a distintos lugares para aprender mediante la investigación y aportar esos conocimientos a la universidad, para que a través de la comida se aprenda más del país.

“El cocinero es un científico, debe de cuestionarse todo, sensibilizarse a todo lo que está en la naturaleza… que sepan que la gran cocina está en el mercado, que la cocina primaria está en un puesto de tacos.”

Terminada la cátedra, Betty Vázquez comentó en entrevista para Libre por convicción Independiente de Hidalgo que es una obligación y un compromiso compartir con las nuevas generaciones el aprendizaje de vida que ha tenido.

“El poder viajar por el país impartiendo la cátedra me da la sensación de que puedo dejar un poquito de mí en cada universidad, ese es el reto, que los chicos vean que el trabajo honesto, continuo, con disciplina, te lleva al reto que tú quieras cumplir y a la cima que tú quieras alcanzar.”

Por la mañana, la embajadora gastronómica de la Riviera Nayarit fue partícipe de la Experiencia Tecnosensorial Inmersiva, realizada en el laboratorio de la licenciatura en gastronomía.

“Vivir experiencias sensoriales tiene que tener una capacidad de confianza, de sensibilidad para poder captar lo que te quieren decir, es impresionante lo que los chicos han logrado junto con los maestros de esta universidad en este ejercicio, creo que es una experiencia que la tiene que dar a conocer más y que la tienen que comercializar.”

Asimismo, expresó su admiración a las cocineras tradicionales, apoyando la creación de un recetario con la cocina de la señora Porfiria Rodríguez Cadena, cocinera tradicional de Santiago de Anaya; cabe destacar que compartió una charla con ellas y nankateras de Acaxochitlán, así como con el grupo Tetepango Sin Fronteras, responsables de la Feria del Atole y el Tamal.

“Es maravilloso, la modernidad a tope con la raíz de amor y profundidad del país; esta mezcla de todo en un solo espacio es lo que define a una gran universidad y la UAEH está haciendo que las dos cosas se reúnan para un mismo fin, que es el crecimiento de los chicos.”

Finalmente, recomendó a los jóvenes exigirse como estudiantes, cuestionarse y honrar a la alma mater que los está formando.

Comentarios