Tras años de trabajo de activistas y en medio de la peor emergencia sanitaria de la historia contemporánea, el mandatario Omar Fayad Meneses anunció ayer un plan que representa un paso adelante en la lucha por ampliar las opciones de movilidad que tiene la ciudadanía, al menos en la capital hidalguense. El esquema inicial, según explicó ayer Fayad Meneses en un video, prevé la instalación de 214 biciestacionamientos en 20 paraderos de la línea troncal del Tuzobús. Para tal efecto, el gobierno proveerá de tarjetas de identificación a los pedalistas de modo que puedan dejar sus medios de transporte en las estaciones del Tuzobús. Esta acción es importante porque una de las principales quejas de quienes dejan sus bicicletas en los estacionamientos situados en las inmediaciones de las estaciones del transporte capitalino es que los robos son comunes ante la falta de vigilancia. Esto desanima a la población a salir en bici a trabajar o a hacer otras actividades, pues muchas de las colonias más populosas de la capital se encuentran lejanas de la zona céntrica, lo cual cancela la posibilidad de hacer uso de ese medio de transporte. Otro aspecto interesante del plan anunciado ayer por Fayad Meneses es que prevé que los bikers puedan viajar con su bicicleta a bordo del Tuzobús, y para ello establece ciertos horarios, suponemos que para evitar que los ciclistas viajen con sus medios de transporte en horas pico. Esta última opción también resulta positiva, pues abre mayores posibilidades de trasladarse en la ciudad, aunque resulta evidente que deberán hacerse algunas modificaciones a los camiones que circulan en la troncal, pues si bien son amplios, el espacio no parece suficiente para subir la bicicleta a bordo. Una segunda parte del plan prevé la implementación de ciclovías emergentes en el contexto de la pandemia del coronavirus (Covid-19). Esta acción ya ha sido puesta en marcha en varias ciudades europeas luego de la reapertura de actividades tras un largo confinamiento. Fue la ciudadanía la que presionó a sus gobiernos a actuar, pues el transporte público fue visto con desconfianza debido a la pandemia. Así que bienvenido el plan para fomentar el uso de la bicicleta. Solo falta esperar que sea una estrategia que incluya a otras grandes ciudades de la entidad, y que también prevea la construcción de infraestructura en las obras que actualmente se llevan a cabo en Pachuca sobre los bulevares Colosio y Felipe Ángeles. De filón. La fuga de combustóleo registrada la tarde del domingo en la localidad Juandho, en Tetepango, y que alcanzó a varias comunidades del Valle del Mezquital, se convirtió en un auténtico desastre. Por eso, ayer autoridades de todos los niveles de gobierno visitaron la zona que sufrirá incalculables daños en su medioambiente. Pemex deberá responder por este grave accidente, pues la empresa productiva, lejos de ayudar al desarrollo de esa región, provoca que sus habitantes vivan en zozobra permanente, inseguros por el robo de combustible, y encima de todo con un ecosistema severamente contaminado.

Comentarios