Pachuca.- Con mochila en mano, lentes oscuros y audífonos para amenizar el camino, todas las mañanas de lunes a viernes Luis sale de su casa ubicada en la pachuqueña colonia Parque de Poblamiento para llegar a su trabajo en bici; el recorrido, que concluye en Tulipanes, del vecino municipio de Mineral de la Reforma, incluye cerca de 20 kilómetros.

Con 28 años, el joven que se dedica a la edición de videos cuenta cómo empezó a utilizar la bicicleta en su niñez cuando tenía 10 u 11 años; sin embargo, por mucho tiempo dejó de usarla hasta que la llegada del Tuzobús lo trajo de vuelta a la actividad, que a la par, se convirtió en un deporte.

“Ocupo la bici porque la vida es sedentaria y la ciudad es muy lenta, entonces si cambias el transporte público por la bici haces al menos algo de ejercicio, es un cardio muy fuerte, pero también se vuelve un hobbie.”

El trayecto de su casa a la oficina suele durar entre 20 y 25 minutos, un tiempo corto considerando que en transporte público llega a subir hasta 40 o 45 minutos, dependiendo el tráfico y la hora. El problema, explica Luis, es que recorrer Pachuca en bici puede ser peligroso.

“La ciudad es agresiva, los vehículos son muy agresivos con el ciclista, hay que andar siempre a la expectativa y conocer el ritmo de la ciudad, porque cada localidad tiene un ritmo específico en que se mueven los autos, se comportan como un enjambre, pero una vez que los conoces puedes navegar entre el tráfico.”

Cuenta cómo día con día hay un conductor que dirige su vehículo contra los ciclistas, les cierra el paso, o de plano, los atropella; los más peligrosos, dice, son los choferes del transporte público, “por eso sería bueno contar con más ciclovías en la ciudad”.

Pero el miedo no representa una limitante en su caso; como él mismo lo define, andar en bicicleta le resulta barato y le da la libertad de moverse donde desee y sin importar la hora; aunque prefiere llamarse bike commuter, porque asegura que define de mejor manera su relación con el ciclismo.
“En Inglaterra es el término que se ocupa para la gente que va al trabajo en bicicleta, porque allá es más accesible para el ciclismo y hay mucha gente que va a la oficina en bici.”

Así, Luis espera que algún día la ciudad ofrezca mejores opciones para los ciclistas, y en su trayecto de la casa a la oficina, de paso, las personas aprendan a respetar.

Uso y funcionalidad

Con 28 años, el joven que se dedica a la edición de videos cuenta cómo empezó a utilizar la bicicleta en su niñez cuando tenía 10 u 11 años; sin embargo, por mucho tiempo dejó de usarla hasta que la llegada del Tuzobús lo trajo de vuelta a la actividad, que a la par, se convirtió en un deporte.

El trayecto de su casa a la oficina suele durar entre 20 y 25 minutos, un tiempo corto considerando que en transporte público llega a subir hasta 40 o 45 minutos, dependiendo el tráfico y la hora. El problema, explica Luis, es que recorrer Pachuca en bici puede ser peligroso.

La ciudad es agresiva, los vehículos son muy agresivos con el ciclista, hay que andar siempre a la expectativa y conocer el ritmo de la ciudad, porque cada localidad tiene un ritmo específico en que se mueven los autos, se comportan como un enjambre, pero una vez que los conoces puedes navegar entre el tráfico”

  • Es el término que se ocupa para las personas que van al trabajo en bicicleta
  • A diario hay un conductor que dirige su vehículo contra los ciclistas, les cierra el paso, o de plano, los atropella
Bike commuter

Comentarios